15 junio 2005

Tata-gugu-ajo

¡Sucedió...! Mientras dormía y sin dolor. La regresión. Me lo estaba temiendo desde hace días, que no podía ser que estuviera gastando más de un litro de leche diario y que se me fueran los ojos detrás de la papilla de mi reciente sobrino.
Además han empezado a dolerme los dientes y he ido como loca detrás de cualquier cosa para morder. No sabía como disculparme ante el vecino cuando me pilló mordiendo la llanta de su bici. Puso una cara que era un poema, vamos. Y lo entiendo, que conste, pero es que no pude resistirme.
Ahora, por la tarde, me he recuperado un poco, es decir, he crecido unos años, pero la mañana ha sido mortal. Todo el tiempo cogiéndome a las faldas de las señoras que venían a visitar a sus familiares, gateando y cayéndome de pompis a minutos alternos y metiéndoles los dedos en los ojos a las compañeras. ¡Uffff, que mañanita! Me han pegado un par de sacudidas a ver si reaccionaba, pero que va. Al final se han enfadado las chicas porque han pensado que quería escaquearme del curro y no he logrado que me entendieran a base de tatas, gugus, y ajo-ajito-la-nena.
Menos mal que una se ha compadecido un poco y me ha hecho una papilla de naranja, plátano y galletas maría, que no estaba nada mal por cierto, y ahí con la vitamina C y el potasio ya he empezado a andar un poco mejor y he logrado poner algunos termómetros y dar algunas pastillas. Que no sé si las habré dado bien, porque no entendía ni jota de lo que decían los informes clínicos. Entre lo mal que escriben los médicos y que dada mi corta edad, aún no sabía leer..., pues..., por si acaso he rezado eso de "Jesusito de mi vida, eres niño como yo..", a ver si servía de algo.
A estas horas ya he quemado algunas etapas; la de subirse a los árboles a romperse pantalones, la del novio de primero, la del novio de segundo, de tercero, etc. Ya no tengo espinillas ni puntos negros y he dejado de llorar por el novio de selectividad, que ese, tela ¿eh? ¡Lo que he llorado! Más de un cuarto de hora seguido, lo juro, y ya voy entrando en la tranquilidad de cuando dejas de lamentarte y empiezas a dar alguna que otra patadita en traseros ajenos. Con un poco de suerte, mañana amanezco curada. Aunque echaré de menos el mejunje ese de la naranja y el plátano con galletas.

11 comentarios:

Noria dijo...

jojojuju

qué bonito viaje!! guarda el bono para la próxima vez que te apetezca tirar de la falda a alguna señora! si necesitas compañía me avisas... total, yo no tengo que "bajar" muchos años pa llegar a ese estado... jajaja

besossss

Trenzas dijo...

Noria, quedas invitada. Incluso te dejaré probar la papillita de frutas y galletas :)
Besillo

Sherezada dijo...

Ayyyy!! pobres pacientes, a ver si mañana están todavía o se han arrancado todos a tomarse un avión a África. Y ni hablar de los doctores y las compañeras...
A propósito, es una norma mundial eso de que los doctores escriben como el ajo?

Un besote, guagüita!
Sherezada

La Pitonisa dijo...

JEJEJEJEJEJEJE, me imagine lo d ela llanta y me dio mucha risaaaaaaaa.,..Chale Trencitas, es bueno ir superando etapas en la vidaa y gozarlas al macimo...Nada ocmo eso...

Sakuditos miles...

Don_Tiresias dijo...

Uuffff esperemos que vuelvas pronto a una edad más adulta (dije aukta, no adultera, asique ojito con lo que haces!!!)

saludetes de tu amigo que tiene la suerte de elegirmuy buenos textos(pero no tiene la suerte de escribir textos muy buenos, jaja)

Trenzas dijo...

Sherezada; ahora iré a ver cuantos pacientes han decidido vivir a pesar de mi tratamiento. Y sí, es uan norma mundial que los doctores escriban como el ajo. A los que escriben normal ni siquiera los consideran aptos para ejercer :)
Deben seguir la regla de "si nadie me entiende, nadie puede decir que me equivoco" o algo parecido.
Besotessssss

Trenzas dijo...

la pitonisa, la verdad es que la llanta sabía a rayos..! pero la necesidad es la necesidad, que le vamos a hacer..!
Un beso, amiga

Trenzas dijo...

Don_Tire, que no me casé, ¿recuerdas? Y no lo hice porque no quiero pecar de adúltera :D
Claro que escribes bien, pero eres un poquito gandul y prefieres que te den hechas las cosas. A ver si nos esforzamos más, comedor de chocolate..!
Un beso grande

yole dijo...

Golosa, golosa...

Gaddira dijo...

:) y lo de Verano Azul? lo superaste...? dios yo aun lo intento, un besito

Trenzas dijo...

Yole, te aseguro que la llanta de bici no es para golosos..!
;)

Gaddira; ¡que va, hija! aún sigo llorando por Chanquete :(
Lo buenísimo que era el hombre, cachis..!