04 junio 2005

Las virtudes del tenis

Tenis. Yo creí que solo era un deporte pero no; he descubierto que tiene virtudes terapeúticas relacionadas con el sueño. Por ejemplo; ayer me quedé dormida en el sofá durante el partido Davydenco-Puerta, y por la noche dormí como un bebé después del partido Federer-Nadal.
Supongo que porque en el primero me daba igual quien ganara y en el segundo por lo que me cansé ayudando a Nadal a ganarlo. En la distancia, pero ayudando; es decir, gritando ¡vamos, vamos, dale en todo el coco a ese suizo, que ya es tuyo..!, y cosas un poco menos adecuadas que no voy a poner aquí, por si hay menores.
Hasta me he despertado 15 minutos mas tarde!
Si hoy, final de chicas y mañana, final Nadal-Puerta, pasa lo mismo, el problema se habrá solucionado sin tener que tirar de pico y pala como me ha propuesto algún amigo caritativo :)
Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, o no, que no es que esté muy segura, me voy a dar un garbeo por la Rambla, antes de que se ponga perdida de gente paseando y me acercaré hasta el Balcón del Mediterráneo a ver un poco el mar, que ya no sé si está en el mismo sitio de siempre porque lo creáis o no, hace como un año que no lo veo. Y eso que lo tengo a 300 metros en línea recta desde mi casa. Luego os cuento si sigue allí.

5 comentarios:

Noria dijo...

el mar!!!! eso sí que es terapeútico...!! no verlo!! es la causa de tus males!! no lo habias pensado?? ;)

muaaaaa

Sherezada dijo...

el solo ruido de las olas te debería servir, o para dormir profundamente, o para que te entre pánico por un posible maremoto. Lo primero sería ás beneficioso.
Pues me alegro de que hayas encontrado tu terapia, a veces las cosas menos pensadas son la solución (una prima se quedaba dormida sólo si le metía los dedos a los ojos a alguien... desde entonces me cuesta dejar de entornar los ojos, no vaya a ser que por ahí venga una mano somnolienta!
besote

Sherezada

Trenzas dijo...

Noria, no..! A mí lo que me relaja es el aire entre las hojas de los árboles. Ese rumos como de mar, pero que no es de mar :)
Además, me pongo tela de nerviosa en la playa, sin nada que hacer.

Trenzas dijo...

Amiguita She, tú tienes otra clase de mar ahí. Y no sé como serán vuestras playas, pero la verdad, aquí ni puedes andar entre tanto turista. Y en kilómetros de arena no encuentras ni una caracola chiquitina, y no hay rocas donde pescar pulpos como tiene Milel cerca, ni nada, así que me aburrooooooooo...!
Prefiero el tenis :)

Sherezada dijo...

Santiago no tiene mar, pero a menos de dos horas está Viña del Mar, Valparaíso, etc, hervideros de turistas durante el verano. En invierno también los encuentras, aunque en menor cantidad, y principalmente nacionales. Pero gracias a Dios se puede escuchar el sonido de las olas y aún se encuentran conchitas, pulgas de mar y uno que otro cangrejo. Pero te digo algo? prefiero mil veces un buen bosque!

Un besote
Sherezada