10 mayo 2005

Borracheras aparte

¿Que tal esa resaca..? Bien, no?
Pues me alegro por vosotros. A mí aún me dura. Que no puede una persona que no bebe dedicarse al alcohol, así de repente, que luego no hay manera de levantar cabeza en tres días.
Y con esto, decir que ojalá no entre nadie al blog que no sepa de qué estoy hablando, porque de lo contrario la fama de borracha me perseguirá toda la vida :)
Que es martes ya, por si alguno se ha despistado y que luce un sol precioso por estas tierras y que los geranios se han puesto a florecer todos de golpe y que es una gozada salir a verlos y a quitarles los miles de hojas secas, que no sé como se las arreglan para producir tantas.
Y esto de los geranios me recuerda que, hasta no hace mucho, les tenía una aversión mortal. Todo era pasar ante una mata de geranios y ponerme a morir si me llegaba el más mínimo olor. De las hojas, porque las flores del geranio no huelen. Al menos, esta mañana, no.
Todo tiene una explicación y como tengo tendencia a contar cosas que no le importan a nadie y como tampoco quiero dejar esa tendencia-vicio, pues os lo cuento y yastá.
Trenzas tenía yo, sí. Hasta los nueve o diez años. Unas gruesas y largas trenzas a las que odiaba con toda mi alma mientras me peinaban. Y después. Mientras me peinaban porque los tirones de pelo me habrían otorgado la palma del martirio si se hubieran enterado los que otorgan esas cosas y después, porque mi abuela preparaba una especie de gomina-fijador en un frasco de vidrio en el que sumergía hojas de geranio y con ese mejunje y un pincel adecuado, repasaba arriba y abajo las dichosas trenzas para que estuviera cada cabello, por pequeño que fuera, en su sitio preciso. Y encima, que era muy bueno para el pelo, decía. Y yo, a nada que me moviera, con el olor a las hojas de geranio en las narices todo el santísimo día. Y para que os cuento cuando sin darme cuenta me mordía las puntas de las trenzas en clase..! Que esa costumbre si que logró quitármela mi abuela a base de geranios.
El día que conseguí deshacerme de las trenzas, sospecho que porque mi abuela se cansó de tanto peinarlas, fue el más feliz de mi vida. ¡Ni comparación con la primera comunión! Por fín podría dejar de oler a geranio, que ya tenía complejo de maceta.
Pero mira, que cosas. Las vueltas que da la vida. Ahora me gustan los geranios, tan sufridos ellos y tan perseverantes en florecer y producir hojas secas. Con la ventaja añadida de que los gatos ni se acercan. ¿Será por el olor?
*
Una sirena en la Alhambra. Carlos Cano. Grabado en directo en el Palacio de la Alhambra. Septiembre 1990.
¡Ya ha llovido, pero sigue siendo una canción estupenda!

13 comentarios:

Ismael de Andrea dijo...

Como te va querida trenzas? Supongo que muy bien con los geranios y mal con esa resaca. Muerto de calor aqui en Barcelona, pero que ciudad preciosa...

maryunika dijo...

joder!! ers mi otro yo... yo tb tenia el pelo largo cuando pekeña y me lo hacian trenza... yo siempre kize llevarlo suelto.. pero no podia pq mi pelo se revelaba... sera de ahi mi revelamiento prematuro q hasta hoy perdura, el inconformismo con la vida... en fin.. q... mi madre me daba tirones en el pelo y las vecinas decian... "isabeeeeeel!! q tas peinando a la niña??" ... "si, noberta, q no se ta kieta..." en fin mi humilde cuento de hadas... una de tantas historias... gracias por tus comentarios

Trenzas dijo...

Y como se puede estar quieto nadie cuando le están arrancando el cuero cabelludo en plan indio apache?
Pues si, eh? Almas gemelitas del todo, hasta en las trenzas que eso ya...
Gracias a tí, preciosa, que eres como el aire fresco..
Beso enorme

JM dijo...

Que no, que te equivocas: que lo que da mala fama no es pillar una borrachera alguna vez, sino no pillarla nunca.

Deberías ir a la escuela de maryunika en calidad de "probadora".

Trenzas dijo...

No me aceptarían. Al primer buche, al suelo redonda :)
Y eso no son credenciales.

maryunika dijo...

pues... hoy tengo una nueva entrada hablando de la gente de mi clase, y fotos nuevas en el album... mu wenas...jasja

muchos besos, pasen por mi blog q es gratis.

p.d: lema del bar "Pase sin llamar"

p.d: bonita cancion... agregame al msenger... maryunika@hotmail.com

yole dijo...

Besos de peluquero envidioso

Trenzas dijo...

:D
Yole, eres increíble..!
:D

yole dijo...

¿Por qué?
¿Por tener envidia yo de tu peluquero?

Trenzas dijo...

También, porque recuerda; era mi ABUELA quién me peinaba :D
Pero no solo por eso.

Sherezada dijo...

Ahhhh, me desaparezco un par de semanas y te encuentro hecha una boracha y miemro de la liga antigeranios!! Adivina qué, y también usé ese par de trenzas y también las ODiABA, mi mamá me tiraba tanto el pelo que quedaba con rasgos asiáticos, y fui feliz el día que me regalaron un cepillo para el pelo de esos que no duelen (aunque de desenredar el pelo, nada).
Un besote, al fin pude publicar el post del regreso. A ver si la próxima semana puedo poner fotos.

Sherezada

Trenzas dijo...

Un par de semanas soloooo????
Pues han sido como un par de siglos. Lo de las borracheras ha sido por el tremendo dolor que me ha producido tu ausencia. (Upsss! Me parece que se me ha contagiado el tango)
De todos modos te extrañaba mucho (maldito tango..!)o sea, que te echaba de menos.
Mañana te leo y te contesto a gusto, que me estoy durmiendoooo!
Un beso, nena y bienvenida al tango, digo, a casa.

Anónimo dijo...

best regards, nice info »