13 enero 2009

Martes y 13

Tal día como hoy, nadie debería, no ya ponerse a escribir un post, sino ni siquiera salir de casa. Y mucho menos casarse o comenzar un crucero. Por suerte, para ninguna de estas dos últimas posibilidades tenemos planes, ni la Cabra ni yo. Todo lo más, navegar en seco por la red y mirar alguna foto antigua de esas que sale gente casándose, todos con cara de "¿qué me está pasando, diosmíodemivida?", imaginándose ya lo que se les viene encima.
Yo, como sólo me he casado una vez, no puedo hablar mucho la verdad. Y la Cabra se calla como una muerta al respecto, así que no sé lo que piensa, pero sospecho que el tema la trae sin cuidado.
Y embarcarme, hombre, eso sí. Nada de cruceros por el momento, pero una vez, en Cadaqués, fui en barca a pescar calamares. Por la noche, con unas luces que casi rozaban el agua y allí que venían los pobrecitos calamares a enredarse en los anzuelos. Me dio mucha pena, aunque también tengo que decir que, una vez cocinados, estaban buenísimos y mi tristeza perdió mucho fuelle. Y también me he subido a esos barcos que dan vueltas por los puertos y media docena de veces a un yate..., no, un medio yate, con cabina, eso sí, y hasta literas y comedor, pero tan chiquitito todo que sólo podías comerte los bocadillos de canto. Pero fue muy divertido y no me mareé en ninguna de todas esas ocasiones. Ni tuve miedo a pesar de que yo nado como el plomo; sólo hacia abajo.
Puede que todo fuera más o menos bien, porque nunca coincidió en la fecha fatídica.
Dicen que este día se considera de mala suerte porque en la Última Cena, eran trece a la mesa y, como sabemos, uno de ellos murió y porque martes, tomó su nombre de Marte, dios de la guerra.
Así que tanto el número como el nombre, concitan pensamientos de muerte, traición, sangre y desgracias múltiples.
Pero ¿qué hay del Viernes 13, día señalado también como fatal y terrorífico? Pues eso viene desde el 13 de octubre de 1307, cuando en una operación secreta y muy bien orquestada, el rey Felipe IV de Francia, apresó a más de 4.000 Caballeros Templarios, por todo el territorio francés, llevando a la muerte a muchísimos de ellos y desmantelando la Orden para siempre. También, como es natural, y preceptivo en estos casos, aprovechó el buen monarca para incautar todos los bienes de los templarios y así llenar sus paupérrimas arcas.
Eso; que los tiempos han cambiado pero los métodos siguen siendo los mismos.
Si sois superticiosos, mejor quedaos bien abrigaditos en casa.

23 comentarios:

Pepa dijo...

Wowwww, dicen que nunca te acostarás sin saber una cosa mas; no sabia de donde venían esos dichos.
Yo co mo ya es toy casada, pues nada, no lo pienso, porque ademñas cuando me casé embarqué, jejejeje, pero no era un martes, nooo fué un jueves festivo del 8 de septiembre!!

Bueno guapa, gracias por tenernos al día de estas cosillas que siempre son interesantes

Arcángel Mirón dijo...

No tenía pensado casarme hoy, igual.

:)

Montse dijo...

por suerte ni me toca casorio ni embarque, hoy.

Pero la Taca se me ha escapado al sacarla a hacer pis y he tenido que ir a buscarla al pueblo, lamadrequelaparió! (era esa, la bromita que me tenía gastada el destino en martes y trece?)

:D

petonet!!!

yole dijo...

Agradecerte debo el regalo de tus palabras en el espejo: es una sentida compañía que me llena de tu compañía.
Besos en este martes y 13.

Imagine Photographers dijo...

Jo, que bien no había caido en la fecha....ahora me has dejado preocupado, esta mañana me han revisado el coco y resulta que no es el mejor dia :)))
Dicen que los rascacielos de New York no tienen el número 13, no se si es cierto.
Con lo de los calamares me has hecho pensar en una noche de terror en una cala de Cadaques, hace + ó - 30 años...espero que no seas tu la culpable :)))
Bueno molts petonets, espero tornar a visitar.te mes sovint
Franki

El extraño desconocido dijo...

Ni me había dado cuenta! Menos mal que te he leido justo antes de salir hacia la iglesia. Espero que mi prometida lo entienda.

Saludos y abrazos y besos varios, trencitas!

Abril Lech dijo...

Yo por si acaso ni me muevo. Estos días para mi son de suerte... tal vez de pura rebelde!

Luciernaga dijo...

Yo me he quedado en casa hoy por la nieve más que nada, pero en realidad no soy supersticioso. No sabía lo del viernes 13 de los Templarios, muy curioso. Y me encanta Ella, muy buena canción.

Un abrazo

§ 555 § eL lOcO

Estefani dijo...

No soy supersticiosa porque, dicen, que trae mala suerte.
Hoy, ya pasado el martes 13, he tenido la suerte de poder volver a visitarte y disfrutar de tu blog, que lo tenía abandonado desde hace un tiempo.
Un beso.

Isabel Romana dijo...

¡Y yo que me fuí en viaje de trabajo a Alicante...! Y mira, no me ha "pasao ná". Claro, que no es lo mismo ir de currante que ir vestida de novia, la verdad. Entre otras cosas porque el viaje me cuesta hora y media y lo de la boda te cuesta como mínimo años y varios millones de lágrimas, si la cosa va bien, que si va mal, ni te cuento.
No sé cómo interpretar el silencio de la cabra. A ver si ha tenido alguna experiencia amorosa de la que estás ignorante...
Un abrazo, pero no sin asegurarnos de que no se nos cruza el gato.

Víctor dijo...

Esto de las supersticiones en el fondo es bastante inteligente. Limitamos nuestros temores a un puñado de días al año, y nos dejamos todos los demás libres para casarnos, embarcarnos, o simplemente para salir a la calle sin pensar que nos pueda caer una maceta a la cabeza...

Y luego está también el morbillo ese del 13 para la lotería... dará mala suerte, ¡pero a todo el mundo le hace gracia llevar el 13!

Un abrazo.

Antón Abad dijo...

Gracias Sra. Curtis, no sabía lo del viernes 13.
También los judíos y musulmanes, cuandofueron expulsados de la península por los piadosos Reyes Catódicos (aún tienenbuena prensa en la tele), fueron despojados de todas sus pertenencias. Es que eran tan buenos esos reyes, que no querían ver a esa pobre gente llevando cargas en un viaje tan largo. Yo soy un cagueta del frío, y llevo varios martes 13 seguidos en estos días. No me he casado, no me he embracado y no he apagado la alfombrilla eléctrica con que les digo misw pies: YA ES PRIMAVERA EN LO DEL CUTRE INGLÉS*

* es que todavía estoy con una añeja New year Resolution(desde 1965) , y repaso mi inglés al abrigo del enclaustramiento

Trenzas dijo...

Pepa: Mujer, es natural que todo haya ido bien; jueves y 8, no se parece en nada a martes y 13 ;D

Son cosillas curiosas que no resuelven ningún problema, pero que es divertido conocerlas.
Y se trata de eso, de divertirse un poco, sea el día que sea.
Abrazos, preciosa.

---------------------

Arcángel Miron: ¡Genial...! :)
La mejor manera de no tener que preocuparse por si irá bien o mal.
Apapachos, como tú dices, escritora.

--------------------

Montse: ¿Ves....? Seguro que algo ha tenido que ver el dichoso día :)
Y hasta es posible que la Taca, que no habría mirado el calendario ni nada, si hubiera encontrado un novio... ¡uy, no quiero ni pensarlo...!
:DD
Molts de petonets, reineta.

Trenzas dijo...

Yole: Más me gustaría poder que dejarte palabras :(
He pasado con mucha frecuencia a ver si ya habías dejado algún poema para nosotros.
Fuerza y ánimo, querido peluquero.
Y besos, muchos.

------------------

Imagine Franki: Tu coco funciona bien, sea el día que sea :)
Pues eso no lo sé, lo que sí sé es que hubo un tiempo largo en que los hoteles simulaban no tener esa planta, pasando de la 12 a la 14 directamente y lo mismo hacían con las habitaciones. Supongo que para no tener que discutir con clientes supersticiosos :)
Hombre, a los calamares igual sí que les dí un poco de miedo, porque estaba tan intrigada que no hacía más que asomar la cabeza por la borda a ver cómo se iban enredando, pero estoy casi segura de que no provoqué ninguna tempestad :)
En Cadaqués, lo me daba terror era la tramontana ¡ufff, que miedo....!
Y si no vuelves pronto, te aviso que iré a buscarte ¿ok?
Moltes abraçades i petons i empentas carinyosas.

Trenzas dijo...

El Extraño Desconocido: Y yo espero que no le hables de este post a tu prometida. Tengamos la fiesta en paz, por favor :)
Con el tiempo puede que los dos me deis las más efusivas gracias.
:DDD
Besos múltiples, genio.

----------------------

Abril Lech: ¡Bienvenida al blog..!
Haces bien, haces bien, aunque si para tí son días de suerte, quizá contigo las fechas tengan el efecto contrario :)
Saludos cordiales y nos leeemos.

------------------

Luciérnaga: Quedarse en casa por la nieve no deshace el maleficio :DDD
Es como hacer trampa.
Yo tampoco soy nada supersticiosa, aunque no me habría importado nada quedarme en casita :)
Abrazos fuertes, amigo.

Trenzas dijo...

Estefani: ¡Muy buena la reflexión...! :DDD
Tu blog tenía la mala costumbbre de cerrarme el Explorer y casi nunca puedo comentarte. Lo intentaré de nuevo, porque leerte te leo, pero en cuento le doy a comentarios.. ¡adiós...!
En fin; iré insistiendo.
Abrazos, amiga.

-----------------

Isabel Romana: La excepción confirma la regla, como sabes :)
Y además eso; que te dejaste el vestido de novia en el armario :DDD
Bueno, sí; si la cosa va mal, cuesta muchos más millones de lágrimas y de euros. Creo que la partida presupuestaria "divorcio" ya debería ir incluída en los gastos generales de la boda.
Le he preguntado a la Cabra, pero sigue sin abrir el morro. Insistiré a ver si descubro algún secretillo.
Un abrazo enorme, mujer romana.

Trenzas dijo...

Victor: Muy bien visto, aunque eso de la maceta en la cabeza, por improbable que parezca, le pasó a mi tía una tarde, que no era ni martes ni trece, cuando paseaba tan feliz por el barrio de Argüelles :)
Es que los jugadores de la lotería sí que son la monda con eso de los números "malditos" o "afortunados" Yo no juego nunca, así que no tengo que preocuparme del tema.
Abrazos , Víctor.

-----------------

Antón Abad: No podía ser otro el propósito de los buenos monarcas que aligerar el peso durante el viaje. Me niego en redondo a suponerles intenciones más crematísticas.
:DDD
Si pudiera, haría lo mismo. Bien abrigadita en casa, fuera el día que fuera. Aunque tal vez, en Madrid, no lo haría, pero aquí el frío, si ser excesivo, mata por la terrible humedad del aire. Te sientes como en una bañera de agua helada ¡brrrrrr....!
Que le sean leves los días de inviernos que quedan y que logre matrícula en lo del inglés.
Un abrazo bien fuerte, con permiso de los "catódicos"

yole dijo...

Algo de luz hecha faro, en palabras he puesto...
Besos peinadores.

Trenzas dijo...

Yole: Oido, cocina...
Besos de recién peinada.
:)

Ricardo Guadalupe dijo...

Yo soy supersticioso a mi conveniencia, es decir, no creo en los martes y 13 porque se supone que dan mala suerte, pero en cambio sí creo en los amuletos porque sí la dan :-)

Me ha encantado tu descripción del yate "tan chiquitito todo que sólo podías comerte los bocadillos de canto". Esa sería también una solución para aquellos que sí crean en los martes y 13, pasar por ellos de canto.

Un beso

Anónimo dijo...

Tieta:
Supercistiosa?noooooo!
Yo ni el 13 ni el 14 ni ninguno para casarme!!!
Has visto la peli Novia a la fuga?
Pues esa soy yo!!!
T'ha donat la yaya allo del nen?
Un peto!!!

Joseph Cartaphilus dijo...

La suerte es una sustancia caprichosa y muy subjetiva. Para los templarios sin duda fue un día de mala suerte pero para Felipe IV, no tanto.

Cadaques es una burbuja de sal. No lo vi desde una barca y no tengo pensado morirme hasta que eso no suceda. Entre tanto comeré calamares y me lameré las heridas.

Fantástico post trenzas de mi vida.

Dichosos templarios tan combustibles ellos

P.D Gracias por lo de errante...

Trenzas dijo...

Ricardo Guadalupe: Curioso lo que dices de los amuletos :DDD
Más de un santón podría mirarte mal por esa afirmación.
Lo del yate liliputiense era una broma que me hacía a mí misma, recordando lo pomposo de la invitación que me hicieron para navegar en él "Vente a dar una vuelta en nuestro YATE" .Y lo que resultaba era, no ya darse la vuelta, sino mover un pie en él.
En fin...
Abrazos, amigo.

-----------------

Anónimo sobrina: Vale, vale... :)
Tampoco es que sea tan necesario. Al fin y al cabo, la importancia de los casorios es cada día más relativa.
Sí, sí, pero es que no me ha dado tiempod e scribirte. Una está "para comérselo" como dice la yaya :)
Ya estoy en lo de buscar un marco para tenerlo a la vista, porque me alegra la vida ver esa sonrisa.
Molts de petons per s tots, bonica.

--------------------

Joseph Cartaphilus: A Felipe IV le solucionó la vida el tema, sin duda. Si hubiera tenido que pagar todo lo que le debí a la Orden, les hubiera tenido que dar el entero país :D
Te encantará Cadaqués desde el mar, a pesar de que ya no es lo que era. Demasiado turismo, como en casi todos los lugares de España que valen la pena.
Gracias y de nada. Tú ya eras Errante aunque no hubieras elegido llamarte Joseph Cartaphilus :)
Abrazos muy fuertes, mago (que también)