24 noviembre 2008

Necesarios, pero no imprescindibles

El único deporte que me gusta lo suficiente como para seguirlo es el tenis, así que ya os podéis imaginar que estoy contenta con nuestra victoria de ayer. Lo lamento por mis amigos argentinos, pero así son las competiciones. Si por un momento nos pasó por la cabeza que sin Nadal no íbamos a poder, ya se ha demostrado lo que dice el título del post y que es fácilmente aplicable a cualquier otra circunstancia de la vida. Entre todos se hacen las cosas. Con buen espíritu, con generosidad, con ambición colectiva. Es mucho pedir, lo sé. Sin ir más lejos, la Cabra y yo siempre estamos en desacuerdo y aunque la sangre no llegue al río, no hay duda de que no colaboramos y así nos va; de pena, porque vivimos en un tira y afloja permanente. En vez de colaborar, nos peleamos; cuando ella quiere ficus yo quiero alcachofas y cuando ella quiere alcachofas, yo no quiero ficus. En fin, lo dejo, porque creo que ya se está preparando para darme un buen cabezazo.
La Copa Davis: pues nada, que tanto hablar de ella, me había entrado la curiosidad, como el año pasado con lo de Roland Garros, y me he ido a buscar los orígenes de este trofeo entre países. Parece que la cosa empezó así:
El torneo fue creado en 1899 por cuatro miembros del equipo de tenis de la Universidad Harvard quienes desafiaron a los británicos a un campeonato. Una vez recibida la idea, pidieron un préstamo desde su respectiva federación de tenis, uno de los jugadores de Harvard, Dwight Filley Davis, diseñó un formato de campeonato y gastó el dinero de su propio bolsillo para comprar una copa de plata (conocida popularmente como la ensaladera de plata por su peculiar forma).
El primer partido, entre Estados Unidos y Gran Bretaña se llevó a cabo en Brookline, Massachusetts en 1900. El equipo norteamericano, del cual Dwight Davis era parte, sorprendió al equipo británico ganando los primeros tres partidos. El siguiente año, ninguno de los dos países compitió, pero Estados Unidos ganó el siguiente partido en 1902. En 1905, el torneo se expandió incluyendo a Bélgica Austria, Francia y Australasia, un equipo combinado de Australia y Nueva Zelanda, las que compitieron juntas hasta 1913.
Estos torneos fueron llamados oficialmente Copa Davis después de la muerte de Dwight Davis en 1945. Desde 1950 a 1967, Australia dominó la competencia, ganando la Copa 15 veces en 18 años. Estados Unidos ha ganado el campeonato 32 veces, más que cualquier otro país.
Es decir; nació de la colaboración y de la generosidad de personas particulares, sin más ayuda que sus propias ganas de hacer algo que les gustaba y querían compartir. Me ha parecido bonito.
Las personas mueven el mundo; nosotros, cada uno, empujamos un poco. Quizá nos parezca que somos, individualmente poca cosa, pero no es cierto. No recogerá nuestro nombre ninguna enciclopedia, seguramente, pero eso no le resta valor a lo que hacemos, si lo hacemos bien y con ganas. Nuestro trabajo, nuestras aficiones; todo cuenta así sea de forma infinitesimal. Lo que no cuenta es lo que dejamos de hacer, lo que hacemos con desgana, lo que dejamos pasar porque "eso no va conmigo" .
Creo firmemente que incluso los empujones de la Cabra tienen algo positivo.
Y me voy antes de que empiece con eso de "¡que harías tú sin mí!". Y tiene razón.

18 comentarios:

Neverknowsbest dijo...

Jajajaja... Dale un beso a la cabra de mi parte.

Enhorabuena a los equipos por jugar también y en especial al español por demostrar una vez más que los éxitos no se consiguen gracias a una persona, sino que es esfuerzo de todos y, sobre todo, de los que actúan detrás del escenario.

Un abrazo.

yole dijo...

¿Qué harías tú conmigo, di?

;-) ¿O era al revés?

Besos peluqueriles.

Luciernaga dijo...

Yo también me tiré el fin de semana delante de la TV, no daba un duro por ellos y ¡ya ves! Fue toda una sorpresa. Sí, las personas mueven el mundo y forman equipos: es importante trabajar en equipo.

Un fuerte abrazo

§ 555 §

Trenzas dijo...

Neverknowsbest: La Cabra te agradece el beso y te manda otro :)

Eso es; porque detrás de los equipos hay todo un mundo de trabajo que no vemos y que es muy importante.
El año que viene nos vemos aquí para la final de la Davis ¡Bien....!
Un abrazo muy fuerte.

-------------------------

Yole; Te exigiría un peinado nuevo cada día :DDD
No, no; mejor un poema.
Doce docenas de besitos peluqueriles, querido Yole.

------------------------

Luciérnaga: ¡Hombre de poca fe...! :DDD
Aunque Nalbandian da mucho miedo, lo reconozco. Y Del Potro y Acasuso tampoco son fáciles. Yo sí creía que podíamos ganar y, precisamente, por la ausencia de Nadal que tendría la virtud de hacer que el equipo se creciera al no poder apoyarse en él.
Sólo pude ver el doble y el Verdasco-Acasuso, pero cuando ganaron el doble, nuestro punto más débil, ya empecé a cantar victoria del todo :)
Ya me da miedo el año que viene :DDD
Un abrazo bien fuerte, cumpleañero.

Isabel Romana dijo...

Eso de que la cabra no figurará en las enciclopedias lo dirás tú... En todo lo demás coincido contigo. Un besazo enorme, guapa.

Tony dijo...

Querida TRENZAS:
A mi lo que son deportes; solamente la ulama jugada en tierra muerta (de esa que sabe ácida), el maratón de fin de semana en la sala de urgencias del Hospital General... y el posterior relajamiento carretero en mi moto BMW con motor clásico boxer ("cabeza de aceite").
Un abrazo (todavía con sensación semiculpable).

Té la mà Maria - Reus dijo...

Puedo tocar tu mano sin que tiemble la mía,
y no volver el rostro para verte pasar.
Puedo apretar mis labios un día y otro día...
y no puedo olvidar.

Puedo mirar tus ojos y hablar frívolamente,
casi aburridamente, sobre un tema vulgar,
puedo decir tu nombre con voz indiferente...
y no puedo olvidar.

Puedo estar a tu lado como si no estuviera,
y encontrarte cien veces, asi como al azar...
puedo verte con otro, sin suspirar siquiera,
y no puedo olvidar.

Ya vez: Tu no sospechas este secreto amargo,
mas amargo y profundo que el secreto del mar...
porque puedo dejarte de amar, y sin embargo...
no te puedo olvidar!

Trenzas dijo...

Isabel Romana:¡Lo que has dicho...!
Si ya de sí es presumida, ahora que sabe que saldrá en la Espasa, ya no habrá quien la aguante.
:)
Beso y abrazos fuerte, mujer romana.

-------------------

Tony: La moto es un buen deporte, sobre todo si no la obligan a una a ver todas las carreras :)
Hicimos muchas excursiones unas cuantas parejas amigas en un tiempo algo lejano ya, pero recuerdo haber disfrutado cada minuto.
Maratón de hospital... lo imagino muy bien :)
Te mereces de sobra el relax de fin de semana.
Un abrazo super fuerte, amigo Tony.

Trenzas dijo...

Té la mà Maria: ¡Muchísimas gracias por el poema...!
Me alegra que os guste José Ángel Buesa, poeta del que admiro la facilidad conque expresa los sentimientos. Sus poemas han inspirado canciones con las que muchos nos enamoramos :)
Ha sido una bonita vuleta al pasado. ¡Gracias....!
I abraçades fortes; lss que calguin.

Imagine Photographers dijo...

Ja :DDD , no sabía que también te gustaba el ficus, así no me extraña que tengas problemas con Ágata :).
Pues mira! en eso del tenis no coincido contigo, soy incapaz de ver un set completo, bueno en general de ningún deporte...bueno hay alguna excepción como los partidos del Barça de fútbol, si gana. También algo de atletismo como pértiga y las carreras de 100 a 1500 mts.
Pero si estoy completamente de acuerdo, que todos en este mundo empujamos un poco, sea para un lado u otro pero al final el resultado es merito de todos.
Una abraçada molt forta amiga...bueno a la cabra també,
Franki

Trenzas dijo...

Imagine Franki: Los ficus me gustan solo cuando puedo hacer rabiar a la Cabra :DDD
Pues sí, el tenis me gusta y cuando hay un partidazo de esos como Nadal vs. Federer, por ejemplo, procuro no perdérmelo, aunque tampoco pasa nada si me lo pierdo. No soy tan forofa, pero disfruto esos partidos.
En cuanto al resto, puedo ver sin morirme, gimnasia, saltos de trampolín, los 100 libres..., cosas así. Y si no queda más remedio incluso puedo ver al Barça o al Madrid :DDD
Y en todos los deportes de élite, no sé que harían los jugadores sin los equipos que respaldan y hacen el trabajo de fondo. Como casi todo en la vida, por otra parte.
¿No podíes dormir? :)
Molts petons matiners, Franki

Imagine Photographers dijo...

me lo preguntas por la hora? :)
Franki

Trenzas dijo...

Imagine Franki: Sí, claro :DDD
Ahí pone que son las 2.47 de la noche o de la madrugada, como prefieras :DDD

Imagine Photographers dijo...

Si puedo, pero desde hace un tiempo no trabajo. Siempre he sido un poco pájaro de noche y es cuando mas me encuentro yo mismo:).De hecho casi empece a escribir en el blog, cuando tuve que dejar otras cosas...me compenso en algunos aspectos.
Me solté en la escritura, cosa que no he hecho en mi vida, mi experiencia anterior prácticamente nula a excepción de panfletos reivindicativos en épocas de delirios utópicos y algún pequeño trabajo de entomología...ninguna de las dos cosas precisaba de mucha experiencia en la prosa :DDD.

Trenzas dijo...

Pues te soltaste la mar de bien escribiendo :)
Algunas veces ni siquiera sabemos que ésta o aquella afición o capacidad esté en nosotros hasta que no se dan las circunstancias que lo propician. Otras, lo sabemos, pero no hay tiempo material y cuando el tiempo aparece, nos lanzamos.
Hace años, lo mío era la noche también. Era cuando podía hacer mejor las cosas, cuando me concentraba más. De repente, empecé a despertarme de madrugada, a las 5, a las 6 como mucho y ya no aguantaba despierta por las noches. Y así sigo, levantándome con las gallinas :)
Lo importante, si no hay otras obligaciones, es que podamos trabajar en lo que nos gusta a la hora que mejor nos vaya.
¡Ah, los tiempos de las utopías...!
Qye pena que lleguemos a ver la realidad.
Moltes abraçades, Franki

Antón Abad dijo...

Yo no seguí los partidos, pero no lo lamento por los argentinos (me refiero al público presente). Nunca había oído hablar de un comportamiento tan bochornoso como el de una parte de ese público, que creo ha tenido el escarmiento que se merecía. He sentido vergüenza ajena al serme referidos algunos incidentes allí ocurridos en los días previos a la final.

Trenzas dijo...

Anton Abad: Lo que no es deporte también está presente en estos tan competitivos.
A mí me molestó más que se metieran con Nalbandian de aquella forma, porque lo vi de lo más injustificado. Cualquier insulto lo es, desde luego, pero él hizo cuanto pudo y seguro que con más tranquilidad entre el público, lo hubiera hecho mejor.
El último partido fue más acorde con el deporte y eso que se jugaban más.
En fin...
Lo extradeportivo, si es malo, hay que olvidarlo pronto :)
Un abrazo fuerte, monje.

Imagine Photographers dijo...

Bueno, tampoco hay para tanto, si no vieramos la realidad, quizas no existiría la Utopia...que es
soñar con una ilusión:)
Un peto ven fort, amiga Trenzas,
Franki