28 noviembre 2008

Logística navideña

Más o menos, a estas alturas del año hay que empezar a planear las fiestas navideñas. No es una tontería, ni mucho menos. Cuando las familias se van expandiendo y aparecen otras familias con las que hay que contar, la cosa se complica tanto que ríase usted del desembarco en Normandía.
Dónde desembarquemos en Nochebuena, Navidad, Noche Vieja, Año Nuevo y el día de Reyes, requiere una planificación importante. ¿Quienes vendrán y cuántos? ¿Quién recoge a quién? ¿A qué hora? ¿Cuándo les damos los regalos a los niños, en Nochebuena, en Reyes o en las dos ocasiones? ¿ Y qué regalar? ¿Lo que quieren los padres, lo que piden los críos o lo que nos de la gana? ¿Quién come qué? ¿Quién necesita comida especial? ¿Alguien bebe alcohol? ¿Alguien está embarazado/a...? ¿Algún amigo extranjero está sólo? Y este amigo ¿qué religión profesa? ¿Qué costumbres tiene en estas fiestas? ¿Alguna suegra va a quedarse sola? ¿Querrá esa suegra hacernos el favor de compartir nuestra mesa? ¿Querrá aceptar en la suya a alguna consuegra que también pueda quedarse sola en otro momento? ¿A quién escribimos y a quién telefoneamos para felicitarles las Pascuas? ¿Quién está enfadado con quién y cómo organizamos esos enfados?
Ya hace unos días que los teléfonos hablan de estos temas y a partir de la semana que viene, van a echar humo, como cada año.
Y cuando esté todo, más o menos encajado y lleguen los días de la verdad, nos daremos cuenta de que tanto ajetreo apenas ha servido de nada. Aquel para el que se había comprado la comida especial, no puede venir; tenemos los regalos igualitos que nuestra cuñada y habrá que cambiarlos; donde habíamos quedado a la 1 llegamos a las 4 porque alguién olvidó pasar a recogernos o el coche se averió en medio de la nada; los que creíamos enfadados han hecho las paces y los que estaban bien son ahora los que están mal; al final se nos olvidó felicitar al mejor de nuestros amigos y el turrón se quedó en el maletero del coche del que se ha ido a París a pasar las fiestas.
Siempre me asombra que, a pesar de todo, logremos pasar esos días razonablemente felices, alegres y en paz.
Suponiendo que la razón tenga algo que ver con tales cosas.

24 comentarios:

Montse dijo...

Me has hecho reir, Trenzas... pero tienes más razón que una santa.

Esperemos que la navidad dure lo justo, lo justo para que lo pasemos bien (a mi es que me encanta, soy una nostálgica) y para que sentemos a nuestras mesas a las personas con las que de verdad nos sentimos unidos.

Un abrazo y un trocito de turrón.

Pepa dijo...

Hola Trenas, la has dado en la diana, todo cuanto dices es verdad, a mi me ha pasado hoy mismo, vi a mi cuñada y empezamos: donde comemos, cuantos seremos, que haremos... con la particularidad de que este año cambia la situación, mi hija y su hija se han casado... y como dices, hay que compartir con la otra familia... en resumen, que este año las primas no coincidirán, y a ese paso creo que ninguna otra Navidad, por el momento.... Son días de pasarlas en familia, pero... no se contó que hay "varias" familias!! caos total y, eso.. en un abrir y cerrar de ojos, todo pasado, y nos ha sobrado comida, turrón, cava , sidra ( a mi no me gusta el cava); y queriendo mantener la figura, no se puede, imposible!!

Gracias por compartir y por hacercarnos aun de esta manera a la Navidad

Pepa dijo...

Glupppp puse Trenas en vez de Trenzas.... lo siento, aunque bueno, fallo del teclado, jijiji.

Luciernaga dijo...

No me lo recuerdes que me empiezan a entrar los nervios. ¿Por qué nos complicamos tanto la vida en Navidad? Este año tengo el firme propósito de pasar olímpicamente de preparativos y disfrutar tranquilamente la Navidad. ¿Lo conseguiré? ... por que de hecho ya estoy pensando en poner las lucecitas al blog :-))

Un abrazo

§ 555 §

Trenzas dijo...

Montse: Es que si lo piensas bien, es mucho mejor tomárselo a broma :)
No lo paso muy bien en estas fiestas, la verdad, pero reconozco que sin ellas, el resto del año no sería lo mismo. Tengo ocasión de ver a toda la familia con tranquilidad y sobre todo a los niños, que son los verdaderos protagonistas en casa.
Te cojo el turrón :DD
Moltes abraçades, Montse i molt bones festes, si no ens veiem.

--------------------

Pepa: :)
De repente, los jóvenes se casan, forman su familia y pasan a formar parte de otra. Las celebraciones se complican, ya lo creo.
Los recién casados lo tienen crudo si han de complacer a todo el mundo
:DDD
Se tardan años en volver a acomodarse; o mejor, a conformarse conque ya es imposible reunir a todos a la vez.
Ley de vida, que se dice.
Tranquila, que muchas veces ni yo entiendo lo que han escrito mis dedos :DD
Un beso fuerte, amiga.

-------------------

Luciérnaga: Eso digo yo, ¿por qué?
Con lo fácil que sería dejar que cada uno hiciera lo que le vinieran en gana, que para eso son fiestas; para no agobiarse con compromisos.
Yo ya he ido consiguiendo algo, no creas, pero siempre quedan un par de días ineludibles. Y los difruto mucho más que cuando eran 10 o 12 de no parar de compromisos.
Venga, a ver comoquedan esas luces
:)
Abrazps fuertes.

Arcángel Mirón dijo...

A mí me gusta la Navidad. Lo que no me gusta es el después. Me deprimen enero y su calor inverosímil.

:)

Apapacho, Trenzas querida.

Isabel Romana dijo...

¡Casi has conseguido que me entre una depresión...! Menos mal que al final se ha arraglado todo; quiero decir, que al final se ha impuesto la razón de los hechos que no tiene nada que ver con la razón razón y, en fin, todo se ha desordenado para arreglarse. Me he hecho un lío. Pero vaya, es lo propio de la Navidad ¿no? Besotes, querida amiga.

Trenzas dijo...

Arcangel Miron: Bueno, aquí en enero hace un frío del demonio :)
La Navidad es casi imposible queno depare alguna satisfacción, alguna alegría. Y muchas añoranzas por las ausencias. En Navidad es cuando más se notan.
Abrazos fuertes, amiga.

-------------------

Isabel Romana: :)
Al final, todo se arregla y lo que no, se pasa por alto y a otra cosa. Son días para no tomar en cuenta los fallos y reirse un poco de casi todo.
Aún me he dejado muchas más preguntas que se plantean y muchas más momentos en que todo, o casi todo, falla. No importa mientras prevalezca la buena armonía familiar :)
Un abrazo bien fuerte, mujer romana

El extraño desconocido dijo...

jajaja "bonito" análisis de estas fiestas, TrenZitas. A mi cada año me hacen menos ilusion las navidades, pero supongo que cuando vienen los pequeños todo vuelve a empezar.

A la que le encantan es a mi madre, sobre todo por eso de que su hijo "vuelve a casa por navidad".

Saludos, besos y abrazos varios.

Mar dijo...

jajajajaa!
Las has descripto como nadie en un par de líneas.

(Y aún cuando estas fechas nunca me han gustado, las he disfrutado contigo).

Lo digo en pasado, querrá decir aLGO? JEJE.

Madre pregunta por freezer a cada rato, hermano mayor, -hijo pródrigo- llega de Mexico el 24; posible mudanza yo. Y dónde los canastos?

Ah, claro los turrones. Y los gatos?
(Son mis mininos y solos nos los dejo).

¿Cómo que el 1º te vas de Buenos Aires?

Aysssssssssssssssss

Feicidades!!!!!!!!!
Dónde está Ágata?

(Un carro de besos!
Y otro de manzanas!)

;-)

Ricardo Guadalupe dijo...

Yo soy siempre partidario de las fiestas, sean por el motivo que sean. Cualquier excusa es buena para acordarte de los demás y para que se acuerden de uno.

En mi caso, al no ser de familia numerosa, sino más bien escasa, no he tenido muchos compromisos multitudinarios con conflictos multilaterales, que es a veces en lo que se convierten las cenas navideñas. Aunque sí he tenido la oportunidad de estar de observador en alguna que otra cena de esas que recuerdan al relato navideño de Joyce "Los muertos". Me refiero a ese tipo de encuentros en que se da más importancia a las formas y a las tradiciones que a saber lo a gusto o no que está realmente cada persona. Por mi experiencia puedo decir que resultan bastante interesantes, y proporcionan mucho material para escribir unos cuantos relatos de corte surrealista.

Bueno, yo os deseo unas gratas y afables veladas navideñas, y aprovecho para estrenarme y decir algo que a partir de este mes de diciembre empezaré a repetir con asiduidad: ¡Que paséis unas muy felices fiestas!!!

Melchor Mombo dijo...

Ante todo esto, ¿qué puedo decir?

¡Ah, sí! ¡¡Feliz Navidad, Trenzas!!

Anónimo dijo...

Hola tieta:
Ya hace tiempo,mucho tiempo que me tomo las navidades como un dia mas.Quizás desde que nació Unai,y solo para ver su carita de felicidad cuando le cuento la historia de Papa noel o de cuando van a venir los reyes,me transmite su ilusión y hace que me ponga en marcha para todos los preparativos(que siempre soy yo).Pero para lo demás creo que mis sentimientos o mi pensar no tiene que cambiar por el simple hecho de que es Navidad.Ya sabes...lo que es negro durante 364 dias del año no se convierte en blanco 1 solo dia.A prte de esto,y espero que te voy a ver antes...Bon Nadal Guapa!!!!

Trenzas dijo...

El extraño desconocido: De una u otra forma, las navidades nos afectan, porque afectan a todos en nuestro entorno. Si pensamos pasarlas en casa, el resto del mundo se va a casa de su madre y cuando vamos a casa de nuestra madre, siempre hay alguna ausencia muy presente.
No hay duda de que los niños compensan carencias y como nos obligan a disimular para no aguarles la ilusión, hacen que todo se atempere y, al final, resulte agradable llegar a Navidad.
Disfruta de esa vuelta a casa :)
Un abarzo grande

------------------------

Mar: No sé si decir que todo el ajetreo, que nos sabemos de cada año, sea lo mejor de todo, por más quebraderos de cabeza que de. Que estemos dispuestos a pasar pro ese calvario cada año tal vez quiera decir que, en definitiva, las disfrutamos. Es la ocasión de recuperarnos de largas ausencias.
Por suerte yo me quedo cerca y no necesito marear a Gato :)
Ágata prepara también sus navidades y a cuenta de eso, está muy ensimismada. Debe añorar el rebaño :)
Un gran abrazo y muchas manzanas, mujer preciosa.

Trenzas dijo...

Ricardo Guadalupe: Tú lo has dicho; compromisos multitudinarios :)
Ahora esos conflictos, están repartidos a lo largo de varias fechas y domicilios y yo no me entero de todos, cosa que, al mismo tiempo, lamento y agradezco. lamento porque no tengo ocasión de abrazar a todos y agradezco porque me ahorro un montón de cansancio.
Diga yo lo que diga en el post, al menos una vez al año, me gustaría poder reunirme con todos, pero hace ya mucho que eso no es posible al mismo tiempo por eso de las familias atomizadas por matrimonio o lejanía física importante.
Por suerte, la familia no sólo existe en Navidad.
Bienvenido a este blog también, amigo.
Un abrazo de fiestas :)

-------------------------

Melchor Mombo; Hola, piloto :)
Espero que puedas llegar a tiempo para estar en casa durante las fiestas y que ningún Dakota se averie :)
Aún nos veremos, pero por si acaso...
¡Felices fiestas, querido amigo...!

Trenzas dijo...

Anonimo sobrina :)
Yo me acuerdo de vosotros cuando eráis como Unai y llegaban estas fechas. Y hasta de cuando éramos nosotros los enanos y andábamos locos con la paja para los camellos y los renos, y las galletas para los Reyes y Papa Noel, que hay que contentar a todos :) Y de los Belenes que montaba papá para nosotros.
Los recuerdos traen fantasmas y también los alejan. Todo forma parte de la emoción y lo que Unai recuerde cuando él mismo tenga hijos tiene que ver con lo que se hace ahora. Creo que esa es una de las cosas por las que la Navidad merece la pena y me alegra oírtelo decir. Pasando de la negro tanto como sea posible, nena.
Moltes abraçades i petonets per a tots vosaltres...!

Joseph Cartaphilus dijo...

Me he sucidado....

Es culpa suya

He dejado el contestador automático. Sale un villancico. Por joder, más que nada.

Dichosas fechas estas

Trenzas dijo...

¡Ay, dios mío...! Entonces no le llamo ni loca, que aquí, los entusiastas, ya lelvan un par de días con los villancicos a toda mecha :)
A ver si, suicidado o no, coges la pluma y nos cuentas algo, naúfrago.
Unos abrazos esperanzados.

Imagine Photographers dijo...

BBrrff! menudo tema, afortunadamente o no...apenas tengo compromisos así que cada vez mas estas fiestas las vivo menos y me pasa mas desapercibida la sensación de tristeza que estos días me provocaban...siempre me han creado una sensación extraña las alegrías colectivas estandarizadas.
Todos los años vienen alegrías nuevas como haber conocido tus casitas o penas al perder un ser querido...me cuesta aceptar que unos días del año determinados sean días de felicidad colectiva.
Mols petons i petonets y un ramet de vesc perquè et porti bona sort.
Franki

Trenzas dijo...

Imagine Franki: Es un poco como estar alegre por decreto :)
Personalmente creo que hace mucho que hemos perdido el sentido profundo de la Navidad. Ya no es una fiesta religiosa para la mayoría de las personas, ni tampoco familiar en muchos casos. Sólo es algo que hay que hacer porque siempre se ha hecho, aunque ahora pasemos la Navidad en la discoteca o en la estación de esquí más de moda, cosas que están a años luz de lo que debería ser, si es que debiera ser algo especial. Yo me quedo con mis Navidades de niña, cuando no necesitaba pensar en los porqués de las cosas. Luego creces y todo se vuelven ausencias.
¡Gracies...! Encara tinc el vesc de l´any passat. El canviarè per aquest que em dones :DDD
Moltes abraçades i petons, amic meu

Antón Abad dijo...

Yo tengo un plan de acción muy efectivo para solventar de un no plumazo toda la logística navideña. Eso sí, soy considerado un renegado por una parte de la sociedad que me abuchea; y me citaré a mí mismo para declarar que me temo que la otra parte que aplaude, lo hace festejando a quienes me abuchean. Feliz día de Reyes querida amiga ¿porque ese es el día en que todo termina ¿no?

Trenzas dijo...

Anton Abad: :DDD
Algún día tiene que contarme esa estrategia :)
Tengo pensadas algunas bastante efectivas, pero luego resulta que siempre me pillan, o me dejo pillar, por los niños. Si ellos no tiraran de este carro, seguro que hace tiempo ya habría resuelto el problema. Pero es tan divertido pasar unas horas con los más pequeños y verles esas caritas de impaciencia, que me puede.
:)
Sí, el Dia de Reyes, con todas las sorpresas desveladas, todo acaba hasta el próximo año. Y el día 7 es un día de paz.
Abrazos y cariños, amigo mío.

cieloazzul dijo...

mmm Puedo robarme integra la lista de previsiones??
me ha venido de lujo!
no habia pensado en lo de los embarazado/as... es buen punto a considerar!!!
y sobre el tiempo de entregar regalos, jo! es un primordial!!!
en fin Trenzas, que ya misom imprimo la lista y la envío a los familiares, agregados y espontáneos, para que den sugerencias!!
te abrazooo!!
tqm

Trenzas dijo...

Cieloazzul: Y estoy segura de haber dejado muchas preguntas que hacerme.
Lo de las embarazados/as, es primordial. Tiene que haber un cuarto de baño cerca :DDD
Puedes robarte lo que quieras aquí. El blog es tuyo, ya sabes.
Un abrazo grande, preciosa.