16 noviembre 2008

Aniversario

Por estos días, hace cuatro años, estaba intentando hacerme con la mecánica del blog. Me costó entender el funcionamiento, pero aprendí a escribir en él y eso era todo lo que necesitaba.
También en este mes, pero hace nueve, publiqué mi primera web. Con unas mínimas nociones del manejo de los programas, logré hacer un horror de página que tardaba siglos en descargar (recordad los tiempos del módem de 56) pero que también sirvió a mis propósitos.
Hace cuatro años, intentaba con todas mis fuerzas salir de la depresión por la muerte de mi padre y hace nueve, olvidarme tanto como fuera posible de la quimioterapia que me tenía medio inútil.
Las dos veces logré reducir mi malestar pensando en otras cosas y personas, a través de estos medios. Hoy es 16 de Noviembre, aniversario de la muerte de mi padre y de la penúltima sesión de quimio.
No puedo decir que lo haya superado todo. Ningún blog ni página del mundo consigue borrar las cosas que te marcan en la vida; ningún trabajo, ninguna distracción lo consigue, pero blogs y webs siguen teniendo la capacidad de ampararme en los días malos y cuando alguna cosa no va como debería y no tengo ánimos para trabajar en ellos, todo empeora de forma exponencial.
Tal vez algún día deje los blogs o deje las webs o todo a un tiempo. Algún día, quizá.
Todavía no.

Y sólo queda, como en todos los aniversarios del blog, agradecer. Primero a Sherezada por introducirme y después, a todos los que venís o habéis llegado hasta aquí alguna vez.
¡Muchas gracias...!

33 comentarios:

garcía-gálvez dijo...

Mis felicitaciones por esa mayoría de edad del blog y ánimo para continuar compartiendo historias.

Como decía Machado:

Caminante son tus huellas
El camino nada más;
caminante no hay camino
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar...

¡Adelante, Trenzas!!

Anónimo dijo...

Estimada Trenzas
No he tenido ocasión de leer los cimientos de tu blog, por ello la emoción que me despierta leer esta página a modo de diario, tan sentida, me permite una imagen tuya muy próxima y directa.
También yo perdí a mi padre hace diez años, y a mi madre hace cuatro.
También tuve cáncer. También superé la enfermedad. Todo es experiencias que hemos de vivir, y con las que nuestra mente y nuestro espíritu se transformarán en algo mejor, o en dos tenazas que nos destruirán.
Casualmente, hoy mismo, acabo también de perder al hombre que amé.
La noche está llena de estrellas y la vida sigue pugnando por latir. Mis hijos se han hecho mayores y buenos, la crisis pasa por la puerta de mi casa, y si se interesa por mi vida la dejo que pase y mantengo abierta la puerta para que salga pronto.
Mientras estas cosas ocurren, en mi corazón late con fuerza lo mejor que soy y puedo ser, y pronuncio en silencio el nombre de Dios con respeto, fe, y amor. Sigo cada día caminando para sentir la dicha de la vida y procuro acostarme con la paz del bien realizado y de la conciencia tranquila.
Bendigo cada bien, grande o pequeño, o su intención, que viene de cualquiera, y doy las gracias mil veces por ello, y, por anticipado, hasta por el bien que me llegará en el futuro.
Hacerme responsable de vivir fue un descubrimiento que tuve también que sufrir, antes de saber que era muy necesaria sana y viva.
Quiero transferirte con mi palabra, desde lo más hondo de mi espíritu, esta fuerza primordial que me ayudó en el intento y el logro de aceptarlo y conservarlo.
Nunca estamos solos; millones de corazones están abiertos, listos para dar y recibir, y la llave que abre esas puertas está en nuestra fe en nosotros mismos.
Llena tu día a día de cosas alegres y felices.
Procura hacer las cosas buenas que te hacen sentir bien (tus blogs... tu web, por ejemplo), y piensa que siempre aparece un destinatario que al contemplarlas se sentirá mucho mejor y compartirá contigo su aprecio y su pensamiento.
No dejes de mirar al cielo, al mar, a la tierra, a tus plantas y a tus animales, y a la gente, con lo mejor que sientas al razonar sobre su existencia. Levántate con una sonrisa y quiérete mucho, porque sólo así la vida tiene sentido para ti, y por ello mejorarán tus cosas.
Y bendice la memoria de tus seres amados como si estuvieran siempre a tu lado, que es así porque tú llevas su esencia en ti por siempre.
Gracias por estar justamente ahí donde te encuentras.
Estoy contigo, siempre que lo necesites.
Un abrazo
Elena

Anónimo dijo...

Levanto mi copa de café con leche, porque la ocasión bien lo merece: ¡Salud!
I endavant

Otra sobreviviente...
.

Luciernaga dijo...

Pues, ¡feliz aniversario! Como bien dicen en otro comentario más arriba "caminante no hay camino se hace camino al andar" o como dice este adagio hindú que tengo en la cabecera de mi cama:

"Mira a este día, porque en él está la vida.

En su breve devenir descansan todas las realidades de nuestra existencia.

El ayer no es sino un recuerdo y el mañana no es más que una ilusión.

Mira bien, pues, éste día."

Que nos impulsa a no mirar ni hacia delante ni hacia atrás, sino al aquí y al ahora que ¡lo tenemos delante de las narices! ;-) (y la mayoría de las veces no lo vemos porque estamos pensando en otra cosa).

Mi primer módem hacia 1990 fué a 1.200 o sea 1,2, aún lo guardo por ahí como pieza de exposición ;-)

Un fuerte abrazo

§ 555 §

Tony dijo...

Querida TRENZAS (con mayúsculas):

Hace un par de años, al hacer un diplomado en Tanatología, el maestro inició con un: "No se engañe nadie... viene cada uno de ustedes, antes que nada, para averiguar sobre su propia muerte".
Por otra parte, desde hace poco mas de un año, soy tu colega en cuanto a que sobreviví la muerte de mi padre. Y aunque todavía no he cargado con ninguna enfermedad orgánica importante, si he tenido -a pesar de vivir en multitud- que lidiar con un episodio de "acidia", que aunque superado mayormente, me tiene recorriendo carreteras e imaginando otros mundos.
Supongo que la soledad es total y una sola... por eso se bebe mejor en compañía.
¡Salud!... ¡Y gracias por estar ahí!.

Un abrazo.

Joseph Cartaphilus dijo...

A mi estas cosas me pasan los quinces de noviembres

No hay mal que por bien no venga. Lo demuestras en cada blog

Dichosos refranes en los que no creo

Trenzas dijo...

Garcia-Gálvez: ¡Juan, que alegría verte...! :)
Gracias por tu felicitación, por tus palabras y por Machado. A veces, uno ni siquiera tiene conciencia de haber recorrido tanto camino; paso a paso es la manera. Y si los amigos te acompañan, mucho más fácil el recorrido.
Un gran abrazo, artista :)

--------------------

Elena: Agradezco mucho lo que me dices, amiga, y en un día tan triste para ti, aún son más apreciadas tus palabras.
Las cosas que nos marcan y que vamos superando en la vida son lo que necesitamos para cambiar nuestra mirada sobre lo que nos rodea. Nada es igual, aunque nada parece haber cambiado. Aprendimos otros valores y actitudes y eso fue positivo. Las pérdidas personales dejan un terrible vacío que nunca vuelve a llenarse; nunca tendremos otro padre, otra madre, otro esposo, y no pasará día sin que pensemos en ellos. El tiempo traerá paz, pero no olvido. La enfermedad, es otra cosa. Hay que encararla con fuerza mental y no dejar que te supere, porque de cualquier forma, no está en nuestras manos el modo en que acabará. Y si sales con bien, sería ingrato no agradecer y disfrutar cada minuto.
Muchísimas gracias, de verdad, y mucha fuerza también para ti, Elena.

Trenzas dijo...

Anónimo Sobreviviente: :)
Y yo contigo, que por muchas veces que brindemos y bebamos, no nos emborracharemos con ese licor :)
Endavant..., i tant que si!
Molts petonets i abraçades, nena.

---------------------


Luciérnaga: ¡Gracias...! Completamente de acuerdo también con el adagio hindú.
Lo que vemos es lo que hay y cada momento es nuevo y precioso. ¡Tantas veces lo decimos y tan pocas veces lo hacemos!
Aunque aprendí algo, creo que aún no es suficiente. Tampoco es que esté dispuesta a pasar por otros descalabros para aprender más, que conste :DD

¿Un módem de 1,2...???? ¡Ni siquiera sabía que eso había existido! Me imagino la terrorífica velocidad de navegación :)

Un abrazo grande, amigo.

Trenzas dijo...

Tony: ¡Días sin verte, amigo! :)
El maestro tenía razón. Hice un cursillo de asistencia a la muerte, y creo que, si bien deseaba que me sirviera para ayudar a otras personas, también quería averigüar lo imposible. Porque aparte de como tratar lo que sabemos, lo crucial sigue siendo lo que ignoramos.
Tú te alejaste del blog en ese tiempo ¿verdad? Esa acidia que no nos deja del todo... :(
Hubo momentos, muchos, en que hubiera querido desaparecer. Entiendo esa soledad.
Te acompaño en el brindis y te agradezco tu amistad. ¡Muchísimo..!
Un abrazo fuerte, Tony

-------------------

Joseph Cartaphilus: Es que noviembre es un mesecito de aúpa :(
Pues yo no diría que el refrán vaya desencaminado. Claro que hay que poner algo de nuestra parte para hacerlo "verdad"
Y a veces resulta duro ese aporte.
Muchas gracias, mago naúfrago.
Un abrazo muy, muy fuerte.

Isabel Romana dijo...

Querida trenzas, desconocía los motivos que te habían puesto en la senda de internet y los blogs, las motivaciones de cada uno de nosotros es algo en lo que no suelo pensar. Son aldabonazos como el tuyo los que me hacen comprender cuánto necesitamos a los demás de este modo concreto, es decir, decidiendo cuándo hablamos, de qué hablamos, con qué colores queremos decirlo, sin que nos vean el rostro de tristeza o de miedo. No he tenido la experiencia de una enfermedad tan grave, pero la he visto muy cerca de mí y puedo imaginar tu sufrimiento, siquiera un poco. En cuanto a la pérdida de tu padre, eso también lo he vivido yo y cuando ocurrió, creí que nunca jamás volvería a sentir alegría, que para mí se había acabado la alegría. También yo arrastro muchos pesares. Y también para mí el blog, el poder comunicarme con tantas personas y tan valiosas, como es tu caso, es un alivio, una ilusión y hasta casi una medicina. Detrás de nuestras pantallas estamos nosotras mismas, con todo lo que somos y lo que sentimos. Y no estamos solas... Un abrazo muy fuerte y mucho ánimo para seguir luchando.

Anónimo dijo...

Trenzas, amiga, el 15 hizo 6 meses que dije adios a mi padre y tuve la suerte de que tú estuvieras allí, con tu experiencia y tu buen hacer, con tu sabiduría adquirida a fuerza de trabajo, intuición y amor a quienes te rodean. Te he dado las gracias muchas veces y esta es la ocasión para una más.
Un abrazo, Elena.

Serena

Arcángel Mirón dijo...

Claro que los dolores de hierro no se van, siempre queda algo de óxido en algún rincón.
Pero hay bálsamos, hay millones de formas de calmar. Me alegra formar parte de una de ellas.

Te abrazo.

Imagine Photographers dijo...

Con todo lo que te han dicho en este post, poco me queda por añadir ademas de compartir todo lo que aqui te han comentado. Te felicito por todos los aniversarios que ahora celebras, son como uno de los puntos de referencia que serviran para calcular las coordenadas del viaje por esta vida....así que es bueno tenerlos presentes, para no errar los cálculos y hacer buenas valoraciones. A mi me faltan 10 meses para celebrar uno de mis importantes aniversarios y mal que me guste si que deseo estar allí para celebrarlo....bueno como veo que casi todos estamos en el mismo barco, igual me animo y pongo al dia nuestra casa:)
Una abraçada molt forta amiga meva,
Franki

Tony dijo...

Querida TRENZAS:

Solo para comentarte que a lo mejor por una sola vez en la vida, la realidad nos sorprende y supera la imaginación... aún por muy buena que esta última lo sea.
Otro abrazo fuerte, fuerte...

iruna dijo...

trenzas...

suerte que ágata está siempre contigo y tú con ella, incluso cuando nos fallan las fuerzas.

daros un beso, un abrazo y una caricia en las mejillas de mi parte, cabra y mujer maravillosas

Trenzas dijo...

Isabel Romana: No me interesaban demasiado estos medios, hasta que me pusieron por delante la certeza de que pasaría mucho tiempo hasta que pudiera hacer una vida normal.
Y entonces pensé en el imperativo de no dejarse dominar por el miedo.
Se podía seguir hablando, comunicándose con otras personas, como si nada pasara: personas que no sabían nada de mí y a las que no podía entristecer por esa misma circunstancia.
Nosotras/os, estamos al otro lado, con nuestras cargas y la posibilidad de mostrarlas o no. Cada persona sabe de qué modo quiere ser ayudada, y algunas elegimos éste, que como bien dices, es una medicina que palia muchos sinsabores.
Muchas gracias, mujer romana. Y un gran abrazo.

------------------

Serena: Sabes que algunos trabajos y actitudes no son posibles sin el apoyo total de la familia. Si pude dar, es porque recibí de vosotros.
Por eso también yo tengo que estar agradecida.
Abrazos cariñosos, Serena

Trenzas dijo...

Arcangel Mirón: No en vano mis enlaces se encabezan con ese "Me ayudan a vivir", porque así es.
Es una alegría tener al alcance vuestras palabras, aquí o en vuestros espacios.
Un abrazo muy fuerte, escritora.

----------------

Imagine Franki: Es verdad; puntos de referencia; encrucijadas; momentos en que toda nuestra vida da un vuelco y de los que salimos, si salimos, no sólo fortalecidos sino con otra escala de valores.
Nos concentramos más en lo que importa desde el alma y aprendemos a dejar pasar de largo muchas cosas que antes nos irritaban o creíamos imprescindibles.
Yo también espero estar aquí para celebrar tu importante aniversario, así que no se te ocurra dejar de mandarme invitación :D
Moltes abraçades, amic meu

Trenzas dijo...

Tony; ¡Vaya...! :DDD
Pues me alegro un montón si eso pasó, o muy parecido :)
Me encantaría que la realidad superara a la ficción, aunque fueran sólo unas pocas horas.
No sé a quien habrá que encenderle una vela....
:)
Un abrazo fuerte, Tony

-----------------

Iruna: ¡Ah, sí...! De vez en cuando me da un viajecito con los cuernos para que deje de lamentarme y me ponga las pilas :DD
Un tesoro esta Cabra, de verdad.
Moltes abraçades per a tu i els esquimals, Iruneta meva.

cieloazzul dijo...

ay amiga mia, me has dejado emocionadísimacon tus letras, primero por que bueno las celebraciones siempre me son emocionantes, pero cuando estas celebraciones tienen que ver con el amor a la vida y la fuerza para enfrentar las calamidades ni te cuento...
Te felicito por él aniversario del blog, te felicito por ser la mujer que eres, te felicito por ser y estar!!
te quiero mucho amiga mia!!!
abrazo!!
y saluddd!!

ah ah!
apachurros a la cabra:D

Trenzas dijo...

Cieloazzul: Muchas gracias por las felicitaciones :)
Este año ya me sentía lo bastante en paz para decir y contar. Buena señal.
Nadie sabe de su fuerza hasta que no está obligado a sacarla, de verdad.
Y por nuestros trabajos, el tuyo y el mío, sabemos cuántas veces las personas nos crecemos ante la adversidad.
Te dejo un enorme abrazo, querida Cielito.

El extraño desconocido dijo...

Los blogs como terapia psicológica, sí señor!

Me ha gustado mucho encontrar un post tan personal y me ha parecido genial la manera de escribirlo.

Un abrazo, trenzitas!

BETTINA PERRONI dijo...

Me quedo sin palabras, ya que recuerdo que cuando comencé en esto de los blogs, la cabra y tu fueron de mis primeras lecturas... derrepente me esfumé, derrepente no supe de ti hasta que entro y encuentro tremendos motivos que me dejan en shock pues, ignoraba todo ello... a pesar de haber acompañado a la cabra en algunas travesuras.

4 años... y bien escritos amiga, donde es cierto, no borra las vivencias pero al menos canaliza el dolor de una manera menos pesada.

Admiro esa entereza tuya, lamento que hayas pasado por pruebas difíciles pero mírate donde estás... gracias adios, seguimos con tu compañía.

Un abrazo para ti y mi profundo respeto. Besitos,

Trenzas dijo...

El extraño esconocido: De vez en cuando no viene mal una buena catarsis :)
No eludo estos temas si, por alguna razón, hay que nombrarlos, pero tampoco nunca había sido tan clara al respecto. Supongo que era el momento.
En cuanto a tu cambio de imagen, me gustaria saber cuantos alelos han tenido que cruzarse para llegar a elefante desde ratón.
¡Nooooo, no me lo digas...! No quiero darte tanto trabajo :DD
Un abrazo fuerte, extraño

Trenzas dijo...

Bettina Perroni: Tú y yo vamos casi a la par en esto del blog ¿verdad?
Sí, de repente nos esfumamos :)
Yo he estado casi dos meses sin aparecer y aún no me puse al día.
Como ya digo, todos pasamos por momentos malos y nos encontramos en situaciones que no deseamos a nadie. Lo bueno fue poder canalizar todo eso para que, de alguna manera, no pesara tanto.
Avrilis y tú y tantos otros amigos de los primeros tiempos, no tenéis ni idea de lo mucho que ayudastéis.
Por eso, siempre, mi agradecimiento, preciosidad.
¡Y un gran abrazo...!

Imagine Photographers dijo...

Cuento cotigo :)
Petons, franki

Pepa dijo...

Hola por casualidad encontré tu blog visitando la red y me gustó, visité tambien los otros que tienes y creo que podemos compartir mucho. Te invito a que visites el mio, soy ms nueva en ésto y quizas me falte aun madurar pero, escribo lo que siento y me sirve de desahogo.. Me gustaria poder contar entre tus amigas. Saludos desde Valencia.

Trenzas dijo...

Imagine Franki: Prepararé fuegos artificiales; ya verás :DD
Abraçades...!

-----------------

Pepa: Bienvenida al blog, amiga.
Compartir es cuestión de voluntad y ambas estamos dispuestas ¿no es así? :)
Esa es una de las mejores cosas de los blogs, que nos permiten volcar muchas cosas: lo que nos gusta y lo que no, tiene cabida en estas páginas.
Te leo en tu casa y te enlazaré para no perder tu dirección.
Un abrazo y, de nuevo, bienvenida.

Ricardo Guadalupe dijo...

Enhorabuena por el aniversario!! Y gracias por ser tan generosa y compartir con "extraños" tus pensamientos, lecturas, vivencias,... A mí blogs como el tuyo me ayudan a ver que no estoy tan solo en el mundo como pensaba. Creo en la comunicación, y en la comunicación sincera, tal como tú lo haces. Y me alegro mucho de que seamos capaces de perder miedos y mostrarnos al otro como realmente somos. Eso facilita que, conectados como estamos, se cree un hilo "mágico" que nos impulse a sacar lo mejor de nosotros mismos.
Lo dicho, enhorabuena!
Y muchos besos

Trenzas dijo...

Ricardo Guadalupe: ¡Muchas gracias...! :)
Me siento muy contenta por haber llegado a, casi, la mayoría de edad en la red.
Como tú, creo en la magia de la comunicación y en ese hilo invisible que conecta a las personas con ganas de compartir. Siempre podemos cometer un error o fallarle a alguien, o no dar lo que se espera de nosotros, pero eso también pasa fuera de aquí y, me parece, con mayor frecuencia.
Yo sólo puedo estar agradecida por todo lo que he recibido de las personas que han llegado hasta aquí.
Por eso procuraré quedarme hasta, más o menos, los 100 años :D
Muchas gracias de nuevo por tus palabras y por tu presencia en este aniversario.
Besos también para ti, Ricardo.

Anónimo dijo...

Hola tieta:
Esta fecha queda en nuestro corazón grabado para siempre.Tú perdiste a tu padre y yo perdí a mi yayo.Tú superaste el cancer y yo recuperé a mi tia.La vida nos da azotes fuertes,que cada persona los lleva de una manera diferente:en silencio,con agonia,con optimismo y hasta con desesperación.Este es mi caso(el último),y aunque intento no ser así,no puedo.No creo que mi hijo tenga nunca un yayo como el que tuve yo,no creo..............
Un petonet molt fort.

Trenzas dijo...

Nebodeta: No he visto tu comentario hasta hoy.
Tienes razón, sin duda. En todo.
Lo que más duele, es lo que más nos importa y echamos en falta.
Tienes muchos motivos para ser feliz, y puedes esperar mucho más de la vida. No te dejes arrastrar por lo negativo, aunque ya sé que es un fácil consejo y un difícil empeño.
Y en estas fechas, todo se magnifica. Demasiados recuerdos.
MOlts petons i abraçades, nena. I per a tots a casa.

Sherezada dijo...

Amiga!!

gracias por tus palabras y por compartir tanto de ti con todos nosotros. Lo que más me ha gustado de haber armado mi blog, lejos, es haberte podido arrastrar a ello, no sabes cuánto iluminan tus post cada vez que los leo...!!!

un abrazo a la distancia, y seguimos aquí, en el ciberespacio!!!

Sherezada

iruna dijo...

no sé si leerás este comentario, trenzas, pero...

hoy vuelve a ser 16 de noviembre.

esta carta ya tiene siete años. tus primeras webs, doce. lo más importante para ti, tú lo sabes.

espero que estés bien, muchachita.

una abraçada enyoradeta.