25 mayo 2006

Un libro, dos libros, tres libros...

Miles de libros cuyo tema es la felicidad; cómo conseguirla, cómo conservarla, cómo reconocerla y cómo recuperarla, si acaso la hemos olvidado en el supermercado o en la cafetería.
Lo más nuevo aquí, es el libro de Eduardo Punset "El Viaje a la Felicidad. Las nuevas claves científicas", que ya va por la 9ª edición, que yo sepa. Sólo he tenido tiempo de repasarlo un poco y de leer en profundidad un par de capítulos, así que no voy a decir nada sobre él, sino sobre la originalidad del enunciado "las nuevas claves científicas", porque de eso, de ciencia, es de lo que va el texto. De cómo la ciencia está intentando explicar que es la felicidad. En el prólogo, Punset dice esto:
"Por primera vez la humanidad tiene futuro y se plantea, lógicamente, como ser feliz aquí y ahora. La gente se ha sumergido en esas aguas desconocidas, prácticamente, sin la ayuda de nadie. Ahora la comunidad científica intenta iluminar el camino"
Y es que las emociones no tienen porqué estar exentas de ser examinadas al microscopio. Eduardo Punset no es ningún advenedizo en la ciencia. Su libro tendrá la seriedad que se requiere y lo que cuente estará rubricado por personalidades de indiscutible renombre en el ámbito de la ciencia. Y todo será verdad. Todo se habrá comprobado o estará en vías de ello, no tengo ninguna duda.
La pregunta que me hago es dónde radica la necesidad de que nos digan de todas las formas y en todos los estilos literarios que no somos felices y que no tenemos ni idea de como lograr la felicidad. Esa posibilidad siempre parece estar fuera de nuestro alcance por la sencilla razón de que nunca hacemos lo que debemos para conseguirla.
Ya he escrito otros posts sobre el tema, aunque ninguno en el que interviniera la ciencia, pero con o sin ella, no quiero que me digan lo que tengo que hacer para ser feliz. Cuando algo me duele en el alma, no habrá recomendación ni consejo que me quite el dolor; cuando me despierto por las mañanas y me pongo a canturrear o les doy los buenos días a mis animalitos y a mis plantas, no necesito que nadie me diga que en ese momento, soy feliz. Y tampoco pueden decirme que tengo que permanecer en ese estado todo el día por la elemental razón de que es imposible.
No me imagino yendo al neurólogo y diciendo " por favor, examíneme el sistema límbico a ver si soy feliz o no" . Y eso, aunque pudiera darme un diagnóstico certero.
Creo que voy a conformarme con mi pequeñita felicidad de las seis y media de la mañana.
Por lo menos hasta que acabe de leer el libro.

22 comentarios:

Sherezada dijo...

Creo que por eso mismo no me atraen en lo más mínimo los libros de autoayuda y similares... quizás debería leer alguno, algún día... pero más me gustaría leer la biografía de quien los escribe, porque debe ser la persona más feliz, exitosa, bella y superfenomenal que haya pisado la Tierra!

Besotes!
Sherezada

Melchor Mombo dijo...

Mi felicidad son pequeños instantes provocados por las cosas secillas que salpican mi vida. Llegar a esta conclusión, me ha hecho un poco más feliz porque evita que este todo el tiempo preguntándome porque no soy siempre feliz.
Nunca se es feliz por completo -además de que sería muy aburrido- así que los momentos de felicidad los vivo con una intensidad extrema -dentro de mi aspecto impasible-.
¿Se puede conseguir la felicidad leyendo libros? Sí, pero no estos. Me han hecho feliz Stevenson, Conrad, London, LeCarré, Greene, Simenon, Clarke, Chadler, Auster, Kureishi... y tantos otros -y eso que las historias que algunos cuentan no son para nada felices-. No creo en ese tipo de libros.Con base científica o sin ella, no me imagino como nadie que no me conoce, que no sabe a que estímulos respondo, pueda decirme que debo hacer con mi vida para ser feliz.
Un beso Trenzas.

Almond dijo...

La felicidad ocupa un lugar de privilegio inmerecido.

¿Y si nuestras prioridades empezaran a cambiar de una vez por todas? No nos vendría mal dejar de idiotizar a nuestros niños con la búsqueda de la felicidad... y tampoco a algunas de sus madres!!!

Nos vemos

karladre dijo...

yo solo te puedo decir algo mi querida trenzas, la unica persona que puede hacerte feliz, eres tu misma al menos yo no necesito de nadie que me diga como ser feliz. eso es algo que simplemente te nace hacerlo.

palabraserrantes dijo...

Sos estupenda... vos y tus post.
Bueno yo estoy triste. Y qué?
Sabés con qué base científica me quedo? Con la respuesta que diste en el post anterior (pero no por el mensaje que te dejé) sino porque lo relaciono con mi estado actual, el motivo del cierre de Elogio, y etc...

Huellas en la arena.
Eso.

Un abrazote Trenzas

Trenzas dijo...

Sherezada; cómo una vez leí de una adivina medio famosa; que pueden ver el destino de otros pero no el suyo :D
"A río revuelto, ganancia de pescadores" dice un refrán. Y estos tiempos son revueltos; hay mucha soledad y frustración. Y mucho personal sin escrúpulos.
Si encuentras una biografía de esas, dímelo que quiero leerla :DDD
Besotes, otes, muchos.
*
melchor mombo; ¡Ah sí..! Cuando acabas un libro y lo cierras y aún lo mantienes en la manos, acariciando las tapas, releyendo la contraportada y las solapas, es que te ha hecho muy feliz :)
Cuesta dejarlo en su estante, aunque sepas que ahí seguirá para la próxima vez. Y la música que sigues con los pies o que pone una batuta invisible en las manos porque se desea formar parte de ella. Y tantas otras cosas que emocionan, con los amigos, con las personas que amamos, con nuestros recuerdos.
Eso es felicidad y en verdad no creo que nadie tenga que decirnos que lo es y lo que debemos sentir.
Creo, como tú, que la felicidad es algo que se nos da más fácil cuanto menos la exigimos.
Pero, como todo lo abstracto, cada uno lo verá a su manera.
Un gran abrazo
*
almond; completamente de acuerdo; las prioridades están trastocadas.
La felicidad estriba, a lo que parece, en llevar la marca mas in en ropa y calzado; en pasar los fines de semana en la nieve o en la playa o de botellón; en pasar de curso sin estudiar y posponiendo "ad infinitum" la asunción de los problemas.
No sé, pero creo que va a costar mucho cambiar una forma de vida tan fácilita :)
Nos vemos, amiga
*
karladre; ya he leido tu post nuevo y me hago una idea clara de cuales son tus ideas al respecto. Estamos de acuerdo; en tu post y en tu comentario. Cuando pasamos a depender de otros y dejamos que dirijan nuestras experiencias, necesariamente estamos renunciando a nuestra capacidad para discernir lo que nos complace o desagrada.
Y esto no tiene nada que ver con la participación, el acuerdo y el escuchar la opinión del resto de las personas que nos importan.
Un abrazo bien grande
*
palabras errantes; no quisiera verte triste, pero tienes razón; ¿y qué? La tristeza es también parte de nuestros sentimientos y los sentimientos son la vida.
Eres quien eres, con todas tus emociones. Y son ellas quienes te hacen escribir como escribes.
Cerrar etapas forma parte de un todo, aunque lamento que cerraras el "Elogio.." Pero sigues aquí, así que espero nos dejes disfrutar mucho aún.
No todas las huellas en la arena se van con la marea o el viento, si alguna vez las vimos y las recordamos.
Besos grandes y ánimo, amiga

La Pitonisa dijo...

Vientos Trencitas!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Que chido que no te claves en libros de esos y me hiciste reir mucho con lo del neurologo jajajajjjaj
qye bien tenerte de regreso
salu2

Daniela dijo...

muicho tiempo ha pasado y hasta ahora no habia podido visitarte
...............
como siempre es super bueno leerte.............
por alli los libros nos embrujan y encantan................
a mi me pasa con Isabel Allende y Jose Donoso...........
Un gran saludo desde la fria coudad de Santiago de Chile

Vert! dijo...

Hace dos años, asistí a una conerencia de Punset, en donde ya esbozaba los que iba a ser este libro. Empezo su discurso comunicandonos que tenía el gran regalo para nosotros! Nos iba a regalar... La formula de la Felicidad!!! Eso ya provocó la atención de todos los presentes. Siguió dando vueltas al asunto y acabó describiendo esa formula. No recuerdo ahora mismo como era, pero salimos todos igual de felices que antes y dudo mucho que alguno hayamos utilizado algo de aquello. Aún así, si que recuerdo que fue interesante escucharlo.
Por lo demas, creo que en los anteriores comentarios, se refleja muy bien lo que muchos pensamos.
Un beso, trenzas

Trenzas dijo...

la pitonisa; ¡seguro que no me clavo en los libros de autoyuda, princesa..!
Tengo una desconfianza congénita hacia los oportunistas, entre los que se encuentran la mayoría de los que escriben tales brodios. Salvando a quien haya que salvar, que no serán muchos.
Encantada de contribuir a tu felicidad haciéndote reir un poco :)
Un gran beso
*
daniela; también te debo visita, aunque no mucha. He estado leyendo tu blog, pero no se abrió la hoja de comentarios y no pude dejarte mensaje. Blogger y sus fallos.
Autores que compartimos. Donoso y Allende; por ese orden para mi gusto.
Un abrazo grande, amiga
*
vert! Punset me merece todos los respetos, pero estoy segura de que por más que lo intente, no puede explicar la felicidad. No creo en ese tipo de fórmulas, y si hay alguna, ya la dejó escrita en su Decalogo, el psicólogo Albert Ellis. No lo aplicaba a la felicidad, pero en esencia, es lo mismo, que propone Punset. Si el hombre ya ha rebasado el momento en que solo dispone de tiempo para pensar en como sobrevivir; si come cada día y tiene un techo bajo el que cobijarse, empieza a pensar en la trascendencia más alla de la vida y en como ser más feliz. Bienestar más allá de lo imprescindible e inmortalidad.
En fin; creo que con un poco de sensatez sabremos recolectar las miguitas de felicidad que nos caigan en las manos.
Un abrazo grande, amigo

Arare_ dijo...

A mi me encantó ese libro, reina mora! no creo que sea un libro de autoayuda... tampoco llega a ser un libro científico, porque yo lo he entendido y soy de letras, jejeje...

yo creo que no te dice lo que tienes que hacer nite da consejos, sino que intenta explicar científicamente unos hechos (de todos modos, si a todos nos gustaran los mismos libros, seríamos clones y todo mucho más aburrido)
UN gran beso desde mi mar!!!

Semilla dijo...

Asi es amiga: La felicidad son pequeños imstantes... es cuando uno lucha por algo y luego lo logra... es hacer sonreir a alguien, es saludar a tus plantas por la mañana... es lo que tu más anhelas, es algo personal. Todo libro es interesante... aca en Chile tambien hay un cientifico que escribe sobre el tema, se llama Humberto Maturana ¿Lo haz leido? Es medio cabezón (dificil) pero tiene bellas e interesantes teorias. CARIÑOS ;D

Trenzas dijo...

arare; ya he leído dos capítulos más :)
Desde luego que no es un libro de autoyuda, ni tampoco exactamente científico. Y estoy convencida de que Punset no necesita escribir un "autoayuda al uso".
Ya hace mucho que la ciencia nos desmenuza el cerebro a ver si logra entender su funcionamiento. Etólogos, psiquiatras, antropologos, neurólogos y más y más...
El trabajo de Punset, ha sido aquí un pretexto para poner en la picota a quienes hacen su agosto con la infelicidad de las personas.
Queda materia, mucha, pero tal vez no sea éste el mejor medio para exponerla.
Un abrazo enorme, amiga
*
semilla; la gran utopía; conseguir la felicidad; y no nos fijamos en que siempre está a nuestro alcance, aunque no en formato gigante :DDD
Voy a ver si consigo algo de Maturana; no conozco su obra y me gustaría ver si se ha publicado algo aquí. Todo el mundo es algo cabezón con los temas que le apasionan, pero eso es bueno :DD
Un beso enorme

Bettina Perroni dijo...

Me ha interesado... soy adicta a los libros y ya veré la manera de leerlo.

Trenzitas... es verdad... a la ciencia le gusta meter las narices en todos lados y dar muy a su estilo una "logica" respuesta a las cosas que por naturaleza nos corresponden. Vaya!.... eso de no ser libre de pensamiento es un poco triste para mi... por eso si queremos ser felices y tener felicidad y repartirla por el mundo entero... lo natural es no preguntar ¿porque, para que, a quien, de donde viene, etc...? es solamente hacerlo.

Asi que desde México te mando una ola gigante llena de cosas buenas para que tengas felicidad en cada uno de tus días.
Un abrazo

Noria dijo...

y dale!! otra vez escribiendo lo que podría escribir yo!! y no hago por falta de inspiración... claro, así la tienes tú toda para ti, listilla! jejeje Muy buen post, claro que sí, felicidad no hay una y en mayúsculas como en algunas partes nos quieren vender, felicidad son muchas, muchas, muchas, y, normalmente, en minúsculas y a título personal, variable y pasajero. Pero, carajo!, es mejor asi! que aburrido sería dirigir todos nuestros esfuerzos a buscar toda la vida una única y todopoderosa felicidad... A ser felices!! :)
Mil besos!!

Avrilis dijo...

Uy, aqui esta la superinculta, la verdad es que la lectura de pequeña, era uno de mis vicios, pero por ciertas circunstancias personales y con una de mis hermanas que luego te contaré, fui dejando la lectura de lado y ahora he pasado al punto de que me leo un libro de 500 paginas en 3 semanas jajajajajaja, por que me da pereza, por que me canso rapido o por que solo leo en ratitos en el tren, en el metro, antes de dormir. asi que envidio mucho ese gusto ye sa disciplina tuya por un libro, y que ademas te haga feliz!.
Un besito preciosa!.

SIDY dijo...

Creo que es el fin de todo el mundo, venir a esta vida a ser feliz, y como es tan dificil, no hay formula magica, ni medicina ni nada, creemos a veces que en libros encotraremos las respuestas, hay uno que se llama SEA FELIZ POR FAVOR....y bueno te dicen lo que ya sabemos, lo que requerimos, lo que no debemos, etc..etc..pero seguimos empeñados en no serlo , en dejarnos apagar por todo y nada, en mortificarnos por tonterias ...y terminamos con enfermedades terminales, como cancer, etc..etc...haaay si un librito o un neurologo me dijera como ser feliz al 100% y como hace feliz al 100% a mi nena sin fallarle, seria cliente numero #1
besos Trenzas!! chiao

Piel dijo...

jajajjaajaaa!!!!

Querida Trenzas siempre que llego a tu blog, me lleno una rebanada de felicidad (¿No es la risa sinónimo de felicidad?)

Esos librito siempre me han causado cierta desconfianza, creo que no se necesita ayudar para ser feliz, se es simplemente.

Abrazote contento Nena!!!

Trenzas dijo...

bettina; la ciencia está para "cientificarnos" y dejarnos sentir el peso enorme de sus verdades que, con demasiada frecuencia, resultan refutadas por la siguiente generación de científicos.
:DDD
Si encuentras el libro, léelo; es muy interesante y entendible. Otra cosa es si saber en que lugar del cerebro se forman nuestras emociones, tiene algún valor aplicable a nuestro diario vivir :)
Gracias por tu ola de felicidad ¡seguro que la aprovecho..!
Un abrazo, amiga
*
noria; oye, que lo siento; que no sabía que querías mi tema :DDD
En cuanto a inspiración, mejor no te digo lo que pienso de la tuya, porque ya sería repetirme demasiado.
Lo bueno y lo malo de la vida nunca te pide permiso para suceder, ni te deja entrometerte en su discurso. Sucede y ya está. Si cuando ha sucedido lo bueno, somos capaces de prolongarlo y eso, pues estupendo. Y si no, mejor no amargarse la vida con "lo que pudo haber sido y no fue"
Ya me entiendes, poeta.
Un gran beso
*
avrilis; crecí entre libros, así que no es mérito mío que me gusten tanto. Son una droga para mí :DDD
Yo ni sé cuánto tardo en leer un libro, porque siempre llevo una docena entre manos y los cojo según esté mi alma de dispuesta para uno u otro tema.
Pero ya sabes; a veces la cabra se empecina y tengo que leer alguno de tirón, aunque no duerma.
Las ganas de leer volverán, ya verás. En cuanto empieces a leerle cuantos a tu hij@ :DDD
Un gran beso, mami
*
sidy; a pesar de mi rechazo, hubo un tiempo en que las personas que sabían que me gustaba leer, me regalaron libros de autoayuda a camiones. Títulos como "Respira y sé feliz", "Tú puedes sanar tu vida", "Cómo superar la tristeza" y unas cuantas docenas más. Pero a mí, lo que me hacía superar la tristeza, lo que me dejaba respirar y ser feliz, eran "Las Leyes de Murphy" y los libros sobre animales de Gerald Durrell.
Aprecié en lo que valía la intención de mis amigos y era mucho, pero si uno no encuentra su lugar en el mundo, si no acepta lo que le sucede, bueno o malo, con sentido común y coraje, ya pueden traerle la Biblioteca de Alejandría.
En fin; como todo lo que os dejo aquí, es una opinión personal y es muy posible que em equivoque.
Y tú, preciosa, harás feliz a tu beba tanto como te sea posible. Y eso es todo lo que se puede pedir a una persona.
Un abrazo muy, muy grande
*
piel; pues contentísima de te lleves sonrisas :DDD
Yo me llevo del tuyo emociones y palabras intensas. Aquí estamos para eso; para robarnos unos a otros sensaciones que nos dejen seguir adelante; más y mejor.
Un abrazo, amiga

≈Gr¥§εL≈ dijo...

Pues esa necesidad de que alguien nos diga por que no somos felices, y como serlo (que no me es necesaria a mi) viene de todas esas personas, que creen que el mundo conspira en su contra, y que hay muchas!! De verdad..
Y culpan a todo y todos, sin ver, que las cosas radican en uno mismo.
Quiza por eso tantos libros, caray, los libros de autoayuda abundan, los venden por montones, "como pan caliente".
Asi pues, que bueno que disfrutas, sin la necesidad de buscar quien o que te diga como y donde hallar a la señora felicidad.

Muchos besos desde el sureste mexicano!

Trenzas dijo...

grysel; oye, que verdad tan grande esa de que hay gente que cree que el mundo sólo piensa en ellas. Y para hacerlas infelices :DDD
Presuponer que el mundo no tiene otra cosa que hacer ya es bastante egolátrico. Y con todo ese egoísmo encima, la infelicidad está servida. ¡Que les aproveche...!
Buena observación, amiga.
Un abrazo enorme

Anónimo dijo...

I find some information here.