17 marzo 2005

Cuentos

Este año, además de ser el año del Quijote, celebramos también el bicentenario de Hans Christian Andersen y el centenario de Antón Chejov.
Me voy a quedar con Andersen en este post, porque me apetece mucho recordarle.
Nació en Dinamarca, en la ciudad de Odense en 1.805 y murió en Copenhague en 1.875. Decía de sí mismo que su vida "había sido un hermoso cuento" y así se desprende de su biografía.
Hijo de un pobre zapatero, a los 14 años ya intentó triunfar en el teatro como bailarín, actor y autor de tragedias. Estudió teología y filosofía, escribió poemas, obras de teatro, novelas, libros de viajes y cuentos. Se enamoró tres veces y nunca fue correspondido. A cambio, fue amigo de Dickens, de Wagner y de Victor Hugo, íntimo de los reyes daneses y pudo inaugurar su propia estatua.
Que hubiera sido de nosotros sin los cuentos de Andersen?
La más especial de las sensibilidades está reflejada en sus argumentos; La Sirenita, El soldadito de plomo, El caracol y el rosal, Los zapatos rojos, El ruiseñor, La pequeña cerillera, La princesa y el guisante...
Y muchos más que todos recordamos. Pero esos cuentos hay que leerlos. No debemos conformarnos con las versiones en dibujos animados sino que hay que poner a trabajar nuestra propia imaginación en cada párrafo del relato. Es así como adquieren su verdadera dimensión, porque Andersen los escribió para un público lector y hay una diferencia grande entre leer La Sirenita o ver la versión de la factoría Disney. Y aquí dejo constancia de que la susodicha factoría tiene en mi casa un auténtico almacén, pero insisto; hay que leer esos cuentos.
Y si me decís que ya no estáis en edad de ello, yo os digo que mentís, porque no hay años que nos distancien de la enriquecedora experiencia de adentrarse con Andersen en su mundo sin edad.

8 comentarios:

Noria dijo...

ay! qué sería de mí sin cuentos... me dieron esas alas que me resisto a perder aún ahora, la magia escondida en lo sencillo, la esencia de las cosas... qué sería de mí..? nada, o muy poco, porque seguramente yo no sería yo, sin ellos...

besitos

Sherezada dijo...

siempre será mejor leer un cuento que verlo en la tv. Pero las peliculas ayudan a que más personas se interesen en los cuentos, mostrándoles este múndo fantástico.
Qué más decir que ¡Bienvenidos!

Un abrazo
Sherezada

baivab dijo...

Mi primera escuela se llama así en honor de este extraordinario autor y recuerdo que le decía a mi mamá que me platicara de él, pero nunca fue tan ilustrativa como cuando me compró un libro de Andersen.
Un abrazo querida amiga.

Sherezada dijo...

Niña por Dios, parece que te copamos tu correo a mensajes. Te acabo de enviar un mail y creo que no te llegó.
A limpiar!!

Sherezada

Trenzas dijo...

Mi cartero se habrá quedado entretenido mirando las fotos de chicas ligeritas de ropa que van dentro de los sobres y se le ha ido el santo al cielo, seguro.
Ya mismo cojo la escoba y le doy un buen barrido, pero con el palo.

Sherezada dijo...

Bien hecho, que estos carteros son muy temperamentales. Hay que ponerlos en su lugar (mi pápá tiene una de historias con nuestro cartero... todo un caso)
Ahí te reenvié el mensaje, pa que no se aburra
;)

Sherezada

Anónimo dijo...

esto sabes donde podria leer por internet el cuento de la cerillera veras mi madre me lo contava de pekeñin y ahora me muero por leerlo te agradeceria que me mandases algun correo con algo de informacion gracias por adelantado :) lp_fires@hotmail.com

Anónimo dijo...

You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it Camera digital e510 film fuji review Normal levels bovine serum cholesterol digrams mitsubishi 2002 eclipe spyder parts World deutsch sport schiea sport paintball multi region sony dvd players 102 dvd philips player portable Corpus christi gambling Dsl flat provider princeton digital dvd players dvd decoder for windows media player xp free