01 junio 2009

Recuperando ritmo

Escribir es como bailar; estás perdido si olvidas ese ritmo interior que te hace marcar los pasos adecuados sin apenas darte cuenta. La música hay que sentirla desde el interior del cuerpo y notar como fluye hasta los pies, y las palabras hay que sentirlas sobrevolando la cabeza, condensarse y resbalar hasta la punta de los dedos. Y, de vez en cuando, ese ritmo se rompe. Algunas veces por causas ajenas a nuestra voluntad y otras, porque "se nos ha ido el santo al cielo", como suele decirse, y nos hemos metido en un mar de confusiones.
De todo ha habido en estos días que llevo alejada del blog. Pero hoy es día 1 y es mejor empezar el mes a tiempo, así que aquí estoy, con mi cabra, mi gato, los ficus y las tórtolas. Al completo.
Ayer tuvimos una pequeña fiesta familiar. No estábamos todos, porque es muy difícil reunir a toda la familia (y tampoco hubiéramos cabido en mi casa) pero hubo buena representación. Una comida informal y luego mucho juego; mucho parchís, mucho 21, mucho Scrabble....
Y muchos chistes, muchas anécdotas familiares y mucha coca-cola y café. También aproveché para que mi sobrino, el técnico, me enseñara a manejar mejor la cámara de fotos y me solventara algún problemilla en los ordenadores. Hay que echar mano de los cerebros familiares cuando se puede :)
Fue un día estupendo, que necesitaba para salir del impasse en que me había metido. Una especie de catarsis o una terapia de risas. En todas las familias se pasan malos momentos; alguien se enfada con alguien; a alguien le parece que otro alguien "se ha pasado"; a unos les molesta el calor y a otros el frío; unos adoran el silencio y otros, la gresca sin fin. Pero todo eso no importa; no es determinante para una buena relación y para que cada cual se guarde sus preferencias y comparta las de los otros en armonía. No siempre es así, desde luego, pero estoy contenta de poder hablar y divertirme con todos los miembros de mi familia y que no haya barreras insalvables entre nosotros. Eso; un día estupendo.
La cabra, contentísima también porque tuvo ocasión de practicar los saltos por encima del sofá, cosa que de ordinario no le permito. Ayer se lo permití para que no tuvieran que levantarse los comensales cada vez que se le ocurría ir a buscar algo para picar a la cocina o al balcón. A recordar; la próxima casa a la que vaya a vivir, debe tener un comedor más ancho.
Dicho esto y esperando haber recuperado mi ritmo interior, os dejo o no me dará tiempo de ir a ver lo que habéis hecho en estos días.
.

30 comentarios:

Arcángel Mirón dijo...

Qué bueno es verte volver.

:)

fractal dijo...

Hola! La llegada del mes de junio, con este calor que trae, casi de verano, parece un momento más que adecuado para recuperar ritmo.
Y lo digo por mí, también.

Celebro contigo la catarsis, la risa y el magnífico día de ayer.

una abraçada, y por ahí nos vamos viendo y leyendo
te echaba de menos
.

Luciernaga dijo...

El ritmo, la armonía entre el ritmo exterior e interior, la sintonía de ambos, es fundamental en la vida. Un soltar y tomar las cosas ...

¡Ella sí que tenía ritmo!!!

Be5o55

§ 555 § eL LOcO

Isabel Romana dijo...

Me encanta veros a la cabra y a tí saltando por el sofá. Te veo fuerte de ritmo, querida amiga, habrán sido las risas, sin duda. Un abrazo muy fuerte, y a no perder comba de nuevo.

Pepa dijo...

Me alegra saber de ti de nuevo,pensaba que igual las tortolas te habian enseñado a volar y te habias ido de viaje!! jejejejeje... aunque eso de saber volar no estaria nada mal, verdad???
Bueno chica pues nada, a seguir, que ese ánimo siga arriba y aqui nos tienes a todos pendientes de ti, de la cabra, tortolas.. de todo, asi que no nos abandones!!
Petonets

Franki dijo...

Cuando he pasado por aquí y he visto que estas de nuevo en marcha, me he alegrado mucho, mucho.
Yo también he perdido el ritmo después de las mudanzas, es como si nada estuviera en su sitio y las cosas que antes tenían importancia, ahora ya no la tienen, o menos:), pero espero que poco a poco todo vuelva a la normalidad.
Un peto i una abraçada molt forta, amiga meva.

Myriam dijo...

Trenzas, que bueno que ya te has reportado nuevamente en tu blog sobre todo con esta agradable historia sobre tu reunión de fin de semana. Creo que cuando uno deja de lado las inevitables diferencias entre familia se pueden pasar de los mejores momentos de la vida.

Que bueno que ya te has repuesto del bache en el camino y que la cabrita anda retozando ota vez.

fabi barria dijo...

Amiga! Qué placer leerte, si todo lo que describes aparece hecho imágenes en mi mente.

Que bueno que estés de vuelta, espero que estés muy bien!

Te dejo un enorme abrazo desde la tierra amarilla ...

Anónimo dijo...

Hola tieta:mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm como me hubiera gustado estar ahi!!!!En fin otro dia será.Petonets!!!

cieloazzul dijo...

Seguramente la cabra fue la que mejor la pasó, digo, saltar por los sillones es lo más de lo más!!
felicidades amiga, por haberte regalado un día fenomenal! y Bienvenida al ritmo del día a día!:)
besosssssssssssssss!

yole dijo...

Simepre logras que la sonrisa aparezca en el alma...y me legra que tu ritmo retomes con ese gran corazón que te llena de esos latidos que, hechos letras, nos regalas.
Mis besos peinadores en ti.

Trenzas dijo...

Arcángel Mirón: Gracias preciosa...!
Tenía ganas de estar aquí de nuevo :)
Apapachos, escritora.

---------------------

Fractal: A l´estiu tota cuca viu ?
:)
Todo influye, supongo; que el tiempo pasa y que eso nos hace ir dejando atrás lo que molesta. Y si el solecito ayuda, mejor que mejor.
También os echaba de menos y me alegra que vayas mejorando, justo a la vez :)
Abraçades, bonica.

----------------------

Luciérnaga: Pues eso es lo que faltaba, cre. La sintonía entre el todo :)
Tengo que procurar no perderme tanto, te lo digo en serio. Voy a releer a Watts :)
Un abrazo muy fuerte, amigo.

Trenzas dijo...

Isabel Romana: Las risas han ayudado mucho. Nos hacían falta a todos y ha estado bien poder reunirnos y dejar atrás algunas cosas.
La cabra, ya puedes imaginarte lo mucho que ha disfrutado poniéndome perdido el sofá. Estaba en su salsa :)
Gracias...!
Un abrazo muy fuerte, mujer romana.

----------------------
Pepa: ¡Si supieras cuantas veces he pensado eso de volar como las tórtolas y darme un garbeo por las nubes...!
No puede ser de momento. Más que nada porque nunca se paran cuando quiero pedirles que me enseñen. No deben querer tanta responsabilidad.
:DDD
No os abandono; bueno, quizá un pelín, pero que conste que siempre es por imperativo categórico :)
Abrazos y besos, preciosa.

--------------------

Franki: Yo también me alegro mucho de verte :)
¿Mudanzas...? ¡Horror...! Eso si que le descoloca a uno para unos cuantos meses, sean las mudanzas del tipo que sean. De hecho, lo mío también han sido mudanzas; mudanzas casi de piel :)
Ánimos, que luego sale el sol, y encontramos lo que se había descolocado o tenemos fuerzas para prescindir de lo perdido.
Penso molt amb tú i t´envío ánims i abraçades. Moltes.

------------------

Trenzas dijo...

Myriam: Pues no creas que no ha costado :) Todo lo bueno, cuesta y es muy bueno poder estar aquí con cosas bonitas que contar.
¡Claro que sí! Aunque suponga un pequeño sacrificio personal, y al igual que en cualquier relacion entre personas, hay que intentar superar lo que nos impide las buenas relaciones. No siempre se puede, pero hay que intentarlo.
Un abrazo muy fuerte, guapa.

-------------------

Fabi Barria: Por el tono de tu voz, parece que tú también has mejorado :)
Luego voy a tu blog a ver cómo va esa salud :)
Me alegra haber podido volver para dejaros un post alegre. Ya me hacía falta :DD
Muchos besos; volando hasta la tierra amarilla :)

-----------------

Trenzas dijo...

Anónimo sobrina: Estabas, estabas...! Pasamos un rato largo con las fotos de Unai y, por ende, acordándonos de vosotros :)
Verás como este verano que se aproxima tendremos ocasión para vernos de cerca, cerca :)
Moltes abraçades per a tots i un petonàs per a tu.

--------------------

Cieloazzul: No tengas duda de que la cabra se lo pasó genial. A falta de montañas y árboles a los que trepar, los muebles le proporcionaron un feliz recordatorio de sus días de gloria
:)
Muchísimas felicidades a ti también. Espero que estés disfrutando de tu nuevo lugar en la vida.
Suerte y cariños, preciosa amiga.

-------------------

Yole: Es una suerte contar con amigos como tú :) De ahí, de esa amistad, aparecen las palabras que necesito para contar las pocas o muchas cosas que me pasan. Así que, las letras son vuestras y es a vosotros a quien tengo que agradecer :)
Y mucho a ti, querido peluquero.
Unas docenas de besos....!

Ricardo Guadalupe dijo...

Cuánto me alegro de percibir tu alegría y de tu renovado estado de ánimo. El sol de junio brilla para todos. Deja a tu cabra que brinque, a las tórtolas volar, y a la punta de tus dedos dibujar palabras. Tus palabras, que siempre nos aportan tanto.
Un abrazo fuerte

Gabriela Buendía y Adolfo Ramírez dijo...

No hay nada como la reuniones familiares o simplemenbte las reuniones, eso de recordar momentos pasados, y reirse d enueva cuenta con los amiugos es muy padre.

Saludos desde México.

Atte.

Ursus

Tony dijo...

Me gusta verte regresar...

Como cada que el sol vuelve a salir por las mañanas.

¿Sabes?... hay cosas a las que nos aferramos... y que nos sostienen... y ellas que ni se lo imaginan.

Un abrazo-abrazo.

Joseph Cartaphilus dijo...

Feliz familia.

Y recupere ritmo y ganas, anda. Hay cosas peores que no leerla pero no tienen demasiada importancia

Dichoso dichoso

Trenzas dijo...

Ricardo Guadalupe: ¡Muchas gracias...! la verdad es que vamos mejorando el ánimo con ayuda de todos, sí :)
"Mis" tórtolas, están de un trabajador que tumba de espaldas. Ya van por la tercera nidada, que yo sepa y eso significa muchos nuevos pollitos para conocer.
Las palabras..., veremos si acuden.
:)
Un abrazo muy fuerte, amigo.

------------------

Gabriela y Adolfo: ¡Hola, pareja...! Contentísima de veros por aquí, aunque me apena que no se pueda acceder a vuestro blog. O al menos no me deja acceder Mr. Blogger. ¿Cómo va todo...?
Espero y deseo que como el primer día.
Un par de besazos bien sonoros, amigos.

Trenzas dijo...

Tony: Bien decías que habías consumido tu acidia :)
Me he alegrado mucho de ver que has retomado "El agua cercada" con ganas. Las cosas no tienen imaginación, pero ¿que sería de nosotros sin algunas de ellas?
Un abrazo-abrazo, también para ti, queriro Tony.

-------------------

Joseph Cartaphilus: Muchas gracias, naúfrago de pro :)
Ya voy recuperando el pulso, aunque en esta isla mía, tampoco se sabe si van a crecerme rastrojos en los pies y frenarán los pasos de nuevo.
Espero que no y también espero seguir leyéndote mucho, mucho tiempo.
¡Un abrazo así de grande...!

Sherezada dijo...

Qué tal amiga mía!!! me alegro de verte animosa como siempre, y tan bien acompañada. Espero pasarme por aquí más seguido, por esto de la crisis quedé sin trabajo y llevo una semana de trámites... vendré a desestresarme a tu blog, y en una de esas el mío recibe una ola de novedades.

un abrazo amiga, y muchos besotes a gato, ficus y manzanas para Agata!!

Sherezada

Abril Lech dijo...

Va a llegar un día en que escribir será para vos como respirar. Y preferirás no comer, ni dormir antes que dejar... de respirar. :-) Besos!!!

Víctor dijo...

me he retrasado un poco en felicitarte por tu vuelta, y veo que ya has dejado pasar otra vez 9 días sin escribir...mmmm.. pues eso, que me alegro de volver a leerte.
Muy buena la música, por cierto.

Pilar dijo...

Amiga, ¿has dicho una cabra saltando por el sofá????

amiga, amiga, aquí tienes una ídem para lo que necesites, que yo también soy de familia numerosa. ¿Has dicho una cabrraaa?? jajajaajjaj, ayyyyyyyyyy, qué risa

Trenzas dijo...

Sherezada: ¡Uyyyyssssss....! Dos minutos más que hubieras tardado y ya te había mandado al limbo de los desaparecidos...! :DDD
Siento lo del trabajo.
Parece que en todas partes está igual de mal el tema :(
Ahora que lo has dicho ya no tienes excusa para no postear, así que ya mismo quiero un post tuyo ¿ok? Caso contrario te mando a Ágata con la cornamenta en pie de guerra.
:)
Me alegro un montón de verte, hija única.
¡Besotes, otes, miles...!

----------------

Abril Lech: No lo descarto, no...
:)
Pero tendrá que ser cuando las otras cosillas que me entretienen fuera de aquí, me dejen en paz.
Me alegra verte, colega de mes.
:)

Trenzas dijo...

Victor: Es que el tiempo se va volando, volando...
:)
Vale, que ya sé que me estoy tardando. Enseguidita afilo el teclado y me pongo. Gracias por tus empujoncitos :)
Estupenda Ella F., sí señor. Me alegro que lo disfrutes.
Un abrazo bien fuerte.

------------------

Pilar: Debes ser ya la única que no sabía nada de mi querida Cabra :DDD
Ya te imaginas quien saltaba por el sofá para ir de un lado a otro del comedor ¿no?
Te he dejado una pista en los Geranios.
Allí podrás leerla en su salsa.
Le preguntaré a mi cabrita si necesita compañía y en caso de que diga que sí, te llamo de inmediato
:DDD
Un besazo, preciosa.

Anónimo dijo...

...hola Srta. Trencitas!soy un admirador vuestro, apenas hace poco. Su blog, tiene un olor a zarzamoras, lavanda y limones frescos, es un encanto el cómo escribe, llena de sensaciones y maravillas sin fin...Usted en si misma una poetisa genuina, sin poses ni trofeos, aún con mayor valía que aquellos. En verdad me nace darle un abrazo fraterno. Que grato es el saber de almas luminosas, inteligentes y sensibles y llenas de gentilezas. Tiene Ud. magíficos amigos todos, y me encantaría saber un poco de Ud. supongo que es española...con sobrada cultura literaria y musical, pero quisiera saber si tengo derecho a ello. Podría escribirme por compasión a: edilberto.vieyra@yahoo.com Sé de sobra que tiene una y mil ocupaciones y seguramente es en mucho grande mi petición...sin embargo, creame, sería inmensamente felíz recibir una sola frace suya.

Anónimo dijo...

...perdón por lo de anónimo, he tratado una y otra, escribiendo a Ud. con mi nombre, pero no logro comprender en donde esta la falla, me pide datos que ya he registrado y me marca error. Perdón por ello. Espero no se malentienda.

Trenzas dijo...

Edilberto anónimo: :DD
Como ya he tenido ocasión de decirle, muchísimas gracias por sus palabras, aunque las considero exageradas, salvo en lo de mis amigos. Eso sí es cierto y estoy más que orgullosa de todos ellos.
Escriba aquí cuando blogger se lo permita, con su nombre, o póngalo al final de su comentario. Yo ya no me olvido de quien es usted.
:)
Un abrazo cariñoso.