24 abril 2009

De tórtolas y primaveras

En el post anterior os conté que dudaba de que las tórtolas fueran capaces de sacar adelante a sus polluelos por culpa de este abril descontrolado, pero me equivoqué. De repente, aparecieron dos pollos en el nido; bueno, vale, ya sé que no se hicieron grandes de la noche a la mañana, pero como no los veía, creí que la pollada se había perdido sin remedio y me puse a saltar de alegría cuando los vi en la cornisa, acicalándose las plumas o siguiendo atentamente el movimiento de la calle. Estuvieron ahí dos días y luego, desparecieron del nido. ¡Otro susto...! ¿Dónde podrían haber ido con esas rémiges tan cortitas, que apenas sirven para estabilizar el vuelo...?Y esta mañana, los padres tórtola han traído a uno de los dos pollos a comer y beber a mi balcón. Sólo a uno. No sé que habrá sido del otro. Espero que esté bien y que puedan acercarlo hasta aquí. Han llegado los tres juntos y se han aposentado alrededor del comedero; primero le han dado ellos de comer al pollo, pero luego le han instado, con bastante energía a que comiera solo, y en cuanto el pollito se ha soltado a picar en el bol de la comida y en el del agua, han levantado el vuelo y se han ido dejándolo aquí solito. Eso me ha permitido hacerle la foto, porque los padres, en cuanto me acerco a los visillos, salen a toda velocidad, pero éste, pobre, no sabe aún que hay muchas personas malas y no se ha asustado cuando me ha visto. Eso sí, el balcón no lo he abierto para no meterle el miedo en el cuerpo con el ruido. Y ahí sigue, paseándose arriba y abajo por las jardineras y tomando buchitos de comida y agua cuando le apetece.
De vez en cuando, los padres vienen a darle una miradita y hacerle unas carantoñas y se vuelven a ir. Cuando se van, aparto unos centímetros el visillo, muy lentamente, a ver si el pollito se familiariza y puede acostumbrarse a verme de cerca, sin sobresaltos.
Este acontecimiento que parece tan nimio, es lo mejor que me ha pasado en muchos meses, porque lo cierto es que, emulando a mi tocaya la reina Isabel II de Inglaterra, llevo un "annus horribilis" y no sólo por la pérdida de neuronas, que no sería mayor problema.
En fin, que a pesar de mis fatalismos, la primavera ha dado algún fruto en esta casa y que estoy contentísima por las tórtolas, que han visto premiado su desvelo y sus muchas horas de empollar.
¡Que tengáis un feliz final de Abril...!
*
Os vuelvo a poner "La vida es bella", porque sí, porque lo es y porque de vez en cuando, hay un "annus mirabilis". La versión es de André Rieu.

28 comentarios:

iruna dijo...

qué bonito, trenzas :)

imagino el polluelo, esperando el momento en que sus padres se van y tú apartas "unos centímetros el visillo, muy lentamente".

no me sorprende que esto sea lo mejor que te ha ocurrido en muchos meses, porque es algo maravilloso, que podría no ocurrir en años, o nunca, y tú lo cuentas lleno de cariño.

yo hoy he hecho algo "extraordinario" en muchos meses también: me he preparado una ensalada, con una rodaja encima de queso de cabra (tal vez, de ágata), y ahora lo fundiré en el microondas... y me comeré la ensalada bien a gusto, tan tranquila, pensando en el polluelo que empezó a comer en el bol, después de aquel aprendizaje.

una abraçada, bonica

cieloazzul dijo...

Ay que lindo el bebe!!!
y que sabia la naturaleza...
ya me imagino a un recien nacido ahí, con los padres volando alegremente sin estar sobre el, contandole las pestañas!!
ufff
jajaja
besos amiga mia!!!

Joseph Cartaphilus dijo...

Por eso se dice lo de Juan Palomo....

Cosas que se aprenden. No es poca cosa buena la que nos ha contado. Imagino que resulta improcedente decir que los pajaritos al ajillo están de coña. Al menos no se lo cuente a la criatura, que tarde en descubrir las pesadillas lo más que le dejen.

Dichosa lengua la portuguesa.

El extraño desconocido dijo...

Que eso sea lo mejor que te ha pasado en el ultimo tiempo me preocupa, aunque es bonito ver que el polluelo ha superado este abril!

Saludos, Trencitas

Pepa dijo...

Anda que... tu eres de las mias, bueno de las "nuestras" porque en mi casa también cabe todo bicho viviente, a todo nos gustan cualquier tipo de animal...ya lo he dicho muchas veces eso de los animales... También tengo tortolas por aqui, en libertad claro, y además se ven mas que otros años y no se asustan de la gente... me gusta verlas, además siempre vuelan en parejas.. es agradable sentir su .. huhuhu... es bomito ver la libertad de la que disfrutan.. deberiamos aprender de los animales. Por cierto mi cotorra PAco aun no ha vuelto,pero me consuela saber que tampoco las hay en donde son normales haberlas... no pierdo la esperanza!!
Bon cap de setmana, i com va anar el dia de Sant Jordi?? no hi ha ningú que el regalà una rosa rotja i un llibre??? mmmm que indiscreta, no?? jejejejeje
Petons

Luciernaga dijo...

¡La vida es bella! ... solo es cuestión de saber apreciarla, de saber mirarla con atención y mimo como has mirado tú a esas maravillosas tórtolas tal y como nos cuentas en este bello post primaveral.

Mucho ánimo en estos duros días de cambio de estación en los que las neuronas se nos desmandan.

Un fuerte abrazo

§ 555 § eL LOcO

Arcángel Mirón dijo...

Nena, todo fatalismo debe traer, como compensación, algo grato. Es la ley del equilibrio.

:)

Te abrazo.

Pilar dijo...

Ganas me dan de irme a tu balcón y que me acojas...

Tengo una pequeña fobia con los pájaros y sus picos pero este texto es de tal ternura que me han dado ganas de asomarme al balcón y ponerme tórtola.
Feliz primavera, el año empieza donde una quiere. Besicos y muchos abrazos

Isabel Romana dijo...

Un buen motivo para asomarte a la ventana, el saber que tienes allí a tu tórtola dichosa, confiada, segura. Y hay que ver esos padres tórtolos que parece que saben educar mejor que los humanos. Besitos, querida trenzas.

Víctor dijo...

sólo te ha faltado añadir lo del "chopo hueco"... :)
Y te mando energías positivas para poner fin a ese annus horribilis. ommmmmmmmmmmm....

Anónimo dijo...

ah! que bien, tienes razón cuando dices que la vida es bella, realmente es bello tener la suerte de ver estos animalitos y abandonarte a la plenitud de su contemplación, es un verdadero placer. Hace tiempo que doy de comer a los pájaros y en momentos críticos me han ayudado mas de lo que me hubiera imaginado y eso que no he tenido la suerte de contemplar sus crías en la camita:).
Puedes ahorrando para el año que viene, seguro que vendrán a comer los padres, los hijos y las nueras :)))
Una abraçada molt forta, amiga meva.

Franki, el paseante

yole dijo...

Entre visillos tus miradas isabelinas...eres adorable.

Besos: dos docenas, pòr lo menos.

Anónimo dijo...

Trenzas, me he puesto colorada al leerte, porque reconozco que soy algo borde con las palomas que vienen a mi balcón. Con una en especial, que entre cinco y seis de la mañana, arrullaba con entusiasmo y me fastidiaba esta bendita última hora de sueño. Pero te comprendo. La canaria, única hembra entre mis siete canarios, después de haber trabajado a fondo arreglando el nido, acaba de aposentar sobre él sus delicadas posaderas. ¿Pondrá algún huevo? ¿Veré algún pollito diminuto, rosado y peludo, como el año pasado? Todo puede ser, y ya me derrito pensándolo. Como apunta Víctor, le tomo las palabras a Antonio Machado y declaro que yo también espero "otro milagro de la primavera". Y tú Trenzas, eres otro milagro. Lo de tus tórtolas no es lo único bueno de este año. Cada día has tenido, y tienes, el cariño, el respeto y la valoración de quienes te conocemos.
¡Cucurrucucú, palomaaaa!

Serena

fabi barria dijo...

Simplemente, exquisito!

Besos enormes amiga!

iruna dijo...

muchacha...

vengo a revisarte los intermitentes y el parabrisas. ¿se puede?

¿todo bien?

una abraçada, bonica

Víctor dijo...

Hola Serena... :) no pensaba en Machado, sino en Félix Rodríguez de la Fuente, que se refería con cierta frecuencia a ese lugar como lugar preferido de anidamiendo de los pájaros que observaba... no sé si Trenzas era fan del "amigo Félix", pero lo parece..
Suerte con tu canaria este año.

YO dijo...

Hola Trencitas...tengo abandonado esto pero aqui paso a saludar, que bonitas fotos..y vaya que in Abril atipico verdad!...y bueno que podemos decir de Mayo uff...bienvenidas las tortolas, y esa musica que pones amiga.
un abrazo!!!

Trenzas dijo...

Iruna: Cñomo ya han pasado días, da igual lo lento que levante el visillo; sale pitando en cuanto lo intento :)
Eso sí, está precioso el polluelo. Ya es todo un señor, o señora, tórtola.
Y volverá a pasar pronto, porque ya esta la mamá empollando otra nidada :DDD
La ensalda tenía muy buena pinta :)
Moltes abraçades, Iruneta maca.

------------------------

Cieloazzul: Pues sí, casi parecía que le contaban las pestañas :DD
Aunque gritos, también se llevaba alguno, si salía volando sin permiso. Ahora ya no. Parece que le han dado la llave de la casa :)
Un abrazo muy grande, querida Cielitoazzul.

---------------------

Joseph Cartaphilus: Hombre, si fuera a leer esto el pajarillo en cuestión, sí que resultaría algo...
No he comido nunca pajaritos, pero sí he visto como lo hacían otros y se relamían de gusto :)
Supongo que yo, comedora de pollo, pavo y otras especies parecidas, no puedo poner el grito en el cielo por que alguien prefiera aves más minis. Pero me da mucha pena :(
Las tórtolas no deben ser buenas para la mesa porque nunca he oído de nadie que las coma, aunque las supongo, al menos teçoricamente, comestibles.
Un abrazo muy grande, náufrago.

Trenzas dijo...

Extraño Desconocido: No te imaginas la temporadita que arrastro, así que sí; es lo mejor que me había pasado hasta ese momento. No es que la cosa haya mejorado mucho pero, al menos, el sol calienta; y ayuda.
Abrazote, genio.

-----------------

Pepa; Pues sí; soy de las "nuestras" Me encanta observar a los pocos animalitos en libertad que la ciudad proporciona, salvo, claro está, las cucarachas :(
No sé si las tórtolas forman parejas para toda su vida, pero volar sí que suelen hacerlo de dos en dos. Y nunca están lejos del nido los dos a la vez.
San Jorge fue como de tres rosas y cuatro libros, así que puedo decir que fue bastante bueno :)
Moltes abraçades, maca.

-----------------------

Luciérnaga: Gracias por los ánimos; voy mejorando con la altura del sol :DD
Siempre tenemos al alcance algo bello en lo que fijarnos. Lo que pasa es que casi siempre vamos mirando al suelo :(
Neuronas desmandadas todavía :D
Un abrazo bien fuerte, amigo.

Trenzas dijo...

Arcangel Miron: La ley de la compensación; el equilibrio necesario. Ojalá pudiera pensar en eso cuando estoy especialmente majareta :DD
Apapachos, preciosa.

-------------------

Pilar: Pues nada, niña, vente, que aún quedan tres jardineras libres.
:DD
Quizás con la proximidad se te acabara ese repelús frente a picos y plumas.
También es verdad, desde ahora yo decidiré cuando es primavera y no el calendario, a ver si se me pasa la tontuna.
Un besazo, preciosa.

---------------------

Isabel Romana: Les enseñan perfectamente, aunque siempre se pierde alguno, que vete a saber a que estómago de gato callejero irá a parar. Ley de vida, que dicen...
Ya estoy saboreando el verano de pichones que me queda por delante. Tenemos otra nidada en camino :)
Un abrazo muy grande, mujer romana.

Trenzas dijo...

Víctor: Gracias por los ánimos y por la comparación con Rodriguez de la Fuente ¡Todo un honor...!
Hay aquí un barrio con una pequeña estatua a su memoria, pero ha quedado incluída en una rotonda minúscula, sin acceso directo, y todo el espacio está tan descuidado que apenas si se ve. Al menos, algunos animalillos encontrarán refugio entre las malas hierbas y eso será un mínimo consuelo para el gran naturalista.
Te contesto a los dos comentarios, sin perjuicio de que lo haga Serena, si te lee.
Un super abrazo, Víctor.

--------------------

Anónimo Franki: :)
Bueno, pues como ya he dicho antes, hay nueva nidada a la vista, así que no descarto tener que comprar el arroz y las magdalenas a sacos de 50 kilos :DDD
Me compensaría de todos modos, porque es una gozada verles llegar, titubeando sobre sus patitas, haciendo equilibrios con las alas, y más tarde, emprender el vuelo con total soltura.
Tú sabes más de ésto que yo, así que nada puedo contarte que no sepas.
Moltes abraçades i un petonàs.

----------------

Yole: Ya pocas miradas puedo echarle al pollito porque ha dejado de serlo y se ha vuelto tan asustadizo como sus padres, pero habrá más ocasiones.
:)
Unas docenillas de besos, querido peluquero.

Trenzas dijo...

Anónimo Serena: Tú ya tienes bastante con los cuidados que les dedicas a tus canarios, que te he visto muchas veces dando de comer a pollitos más pequeños que dedales :)
Uno no puede hacerlo todo con el mismo interés; unos tórtolas, otros canarios, otros avestruces...
Y estáis en estado de buena esperanza con bastantes canaritos en potencia. No te faltarán quehaceres pajariles :)
O sea, que el currucucú, y todo el párrafo anterior, es recíproco.
Abraçades, maca.

-------------------

Fabi Barria: ¡Hola preciosa...! Me alegra que te haya gustado la pequeña historia sobre las tórtolas.
He leído tu último post. Volveré a verte con tranquilidad.
Un abrazo fuertísimo, querida amiga.

------------------

Iruna: No sé como ando de líquido de frenos y eso... :DDD
El día 13 espero que me lo digan.
Gracies....!!!!

-------------------

YO Sidy: ¿Qué tal, medio desaparecida...?
También ando a bandazos aquí, en los blogs, por muchas cosas que van pasando y me quitan el tiempo y me llenan de SIA. ¿O era de SAI...? :DDD
Siempre me alegra verte y espero que la gripe os haya respetado el entorno familiar.
Un abrazo muy, muy fuerte, querida Sidy

yole dijo...

¡Ten pollitos para esto!
SUpongo que la cabra no se habrá marchado llena de celos...

Besos primaverales en tu pelo.

Trenzas dijo...

Yole: Pues sí, pero compenssa, mira.
No, que vá. Ágata sabe que la necesito para conservar el equilibrio, aunque estos meses ha pasado de mí totalmente :(
Una docenita de besos, querido Yole.

hacernohaciendo dijo...

hola, hace mucho que no te dejo un comentario y también es cierto que no me paso por tu casa tan amenudo como lo hacía antaño, y ahora entro mas de vez en cuando a pegarme atracones...después de los cuales y como una mala invitada me voy sin dejar huella y sin dar las gracias..
asi que hoy me dije que debía saludarte y dejarte aqui mi deseo de felicidad y alegría la mayor parte del tiempo posible, un beso.

Trenzas dijo...

hacernohaciendo: ¡Hola, guapísima..! Sí, yo también estoy en falta contigo por lo mismo, aunque lo cierto es que paso por tu blog, pero casi siempre tengo que salir sin que llegue a abrirse. Esto ya te lo he comentado alguna otra vez y no sé a que puede ser debido.
La última vez que se abrió, vi que todos los post estaban en chino :)
Me ha alegrado un montón verte y la próxima vez que consiga que se abra tu blog, te dejare un saludo. Eso sí, en castellano :DDD
Un abrazo muy fuerte, preciosa.

hacernohaciendo dijo...

gracias, la verdad que ya no escribo en ningún blog. el blog no se abre porque lo he quitado, bueno no lo he borrado, solo lo he puesto en oculto al público y he dejado de escribir, asi que no te preocupes. Ahora no puedo escribir, además sobre lo que escribiría ya no tendría que ver con China y de momento es algo que de lo que no puedo hablar, porque ni yo misma tengo claro nada, creo que tengo mas de una cabra y alguna se ha desvocado, quizá con el tiempo, cuando lo asimile, por eso he obtado por dejar de escribir. Un beso guapa

Trenzas dijo...

Hacernohaciendo: ¡Ah, no había entendido bien´la pantallita que salía cuando intentaba acceder a tu blog...! No me había pasado con ninguno aún y creí que era algo raro de Blogger :DDD
Las cabras siempre tiran al monte, como ya sabrás, pero de vez en cuando, tienen mucha razón al hacerlo. Ese debe ser tu caso.
Y cuando quieras volver, házmelo saber. Mientras tante, sé feliz, mujer, que vida sólo hay una, y apenas.

Un abrazo muy, muy fuerte, y muchos ánimos, querida M.