13 marzo 2009

Los colores de mi calle

Casi lo primero que hago por la mañana es abrir el balcón y salir a ver el día. Quiero saber si todo está en el mismo sitio que lo dejé ayer; si las plantas están vivas, si las tórtolas se han levantado y de que color está el cielo. Y algunas veces me encuentro con algo espectacular, cómo este sol que fotografié encarándole sin piedad el objetivo de la cámara. Tenemos un refrán en Cataluña que asegura que: "Sol rogent, pluja o vent" Podríamos traducirlo, por "Sol rojo, lluvia o viento", pero lo cierto es que al traducirlo pierde mucho de su sentido amenazante. Ampliando la foto, sí que da un poco de miedo, pero no pasó nada. Sigo viviendo tan feliz.
Lo curioso de esta foto, es que sólo 15 minutos antes, había tomado ésta otra, desde el mismo balcón y en la misma dirección de enfoque. La calle era verde; me fui a tomar un café y cuando volví, ahí estaba esa estrella incendiada dominándolo todo. Hay que mirar para ver, según dicen, y estos son de esos momentos en que mirar atentamente, compensa mucho.
Esta calle, en la que llevo viviendo muchos años, no tiene nada de espectacular, pero a mí me gusta. Tiene esos árboles, ahora llenos de muñones, pero que muy pronto empezarán a brotar para que yo los disfrute durante todo el verano y el otoño y estamos tan cerca del mar que las gaviotas nos sobrevuelan a diario, gritándonos desde su altura. Además tenemos una numerosa población de tórtolas, cómo ya sabéis y algunos gatos callejeros en una pequeña placita que hay al final de la calle, con buenos escondites para que las mamás gato oculten sus camadas. Ahí encontré a Gato y también a Gato Mayor, que ya murió. Creo que esa es una de las cosas que también me gustan de esta calle; saber que siempre habrá algún gatito que recoger, si su madre me lo permite.
Y como sigo bastante desneuronada, os dejo en compañía de los rojos y verdes de mi calle.
¡Hasta mañana...!
.

33 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Unas fotografías muy bonitas, sobre todo esa del sol es espectacular y, como bien señalas, un poco amenazante. Me gusta cómo describes tu calle y esa oportunidad, maravillosa, de poder acoger a un gatito. Besazos y buen fin de semana.

Pepa dijo...

Preciosas fotos, haces como yo que en cuanto veo algo que me gusta tomo la maquina y a tomar fotos!! cuantas veces he fotografiado un atardecer rojizo, una luna llena....un simple jilguero picoteando una flor...
Tambien tenemos cerca el mar, a tan solo 2km de donde vivo, y aveces las gaviotas cuando pasan hacen un barullo ensordecedor, y ahora estoy esperando que regresen las cotorras..
Hace un año nos encontramos un polluelo de cotorra y lo cuidamos en casa, este verano como veiamos que la jaula se le quedaba pequeña, le dejamos libre, lo soltamos y a los dos dias volvió a casa...fué una grata sorpresa; le hemos dejado siempre la puerta de la jaula abierta con comida y agua. Volvia todos los dias,en cuanto amanecia y se quedaba por aqui hasta el anochecer que se iba.. hasta empezó a hacer nido en una palmera, se dejaba cojer, aunque alguna vez nos ha valido mas de un buen picotazo, con sangre incluida.. pero bueno, le queriamos, le pusimos Paco, aunque no sabemos si será Paca, jejejeje y en cuanto me levantaba le llamaba y si estaba cerca me contestaba con un chillido especial.. el dia 2 de enero fue el ultimo dia que le vimos, nos han dicho que emigran en busca de lugares mas calidos, y ahora estamos esperando cada dia a ver si vuelve.. .su jaula sigue abierta y su comida y agua esperandole...
Disfruto con cosas como éstas, aunque se que hay quien no me entiende..
Petonets

Abril Lech dijo...

Disfruté realmente este post tan cotidiano, espontáneo y a la vez mágico para quienes no vivimos en tu calle y de repente nos sentimos dentro de tu apartamento. Lo cotidiano para unos hace lo extraordinario de otros...

Víctor dijo...

Me gusta esa tranquilidad del amanecer, parece que la ciudad se encuentra a tu disposición y que realmente no eres su esclavo... pero ahí viene el sol de tu foto, terminado a gritos con ese momento..

Montse dijo...

M'agrada molt, el teu carrer!!!!

Un abrazo rojo y verde, companya!

Anónimo dijo...

Tu calle y la mía. Gracias por haber descubierto estos dos instantes fugaces de su rostro cotidiano. Y por la música, que encaja tan bien con las imágenes y que va dejando un algo de melancolía. La he cantado muchas veces y no me resisto a dejar aquí las palabras, dulces y amargas, del trovador, mientras Romeo y Julieta se miraban por primera vez.

Es juventud febril desmán
y es la mujer nieve y volcán,
vano esplendor.
Cayó la flor,
¡qué hermosa fue!
Tu juventud verás caer también.
Alguien intenta casarse,
otro es un loco amante,
hay que gozar del instante,
la vida es el placer.
Baila que baila
al loco son,
que está la muerte
en cuelquier rincón,
dulce, muy dulce
y amargo y cruel
es el amor, la mejor diversión,
amor, vida y placer.
Cayó la flor,
¡qué hermosa fue!
Tu juventud verás caer también.

Serena

Jesús M. Tibau dijo...

moltes gràcies pel teu comenatari sobre El vertigen... al meu blog; m'ha fet il.lusió

Pepa dijo...

Buenassssss, acabo de leer tu comentario en mi blog y te he dejado un enlace para que veas. Petonetssss i bon cap de setmana!!

Arcángel Mirón dijo...

Fabulosas imágenes, Trenzas.

:)

Noria dijo...

Pero que fotos más bonitas! es cierto que las cosas, a veces, hablan si quieres escucharlas... Me parece que todo lugar tiene sus encantos ocultos o no: los unos es una gozada irlos descubriendo, los otros no hay que olvidar disfrutarlos.

gracias por este texto tan parte de ti :)

abrazo

Melchor Mombo dijo...

De una u otra forma, ambas vistas tienen encanto. Y si tú disfrutas de ella, es más que suficiente.
Besos.
PD: ¿Sabes por qué no escucho la música de tu blog, ni me permite picar sobre el link? ¿Será la distancia a la que está la base de la civilización?

Anónimo dijo...

Tieta:Preciosas fotos.Aunque desde que nació Unai,él,me ha dado la oportunidad de ver amanecer cada dia,y de sentir este maravilloso sentimiento de ver alzarse el sol para acompañarnos todo el dia.Aunque a veces me gustaria,que se despertara un poquito mas tarde!!!Pero creo que él tampoco se quiere perder ni un minuto del dia.
Un peto molt fort!!!

Joseph Cartaphilus dijo...

Imagino que al igual que en mi calle, cuando atardecen los veranos, la gente sale a la calle y se les ve felices. No es bueno rascar demasiado en las sonrisas, basta con escucharlas a alegrarte por ello. Me gusta su calle. Se parece a las mías.

Dichosos veranos, que nunca se vayan.

Myriam dijo...

Ha de ser increíble vivir cerca del mar, pues para alguien como yo que vive en un valle sólo rodeada de cerros y casas, eso de la brisa marina, las gaviotas y todo lo que tenga que ver con el mar, sólo llega esporádicamente (bueno, no llega, más bien nosotros vamos a su encuentro) en temporada de vacaciones, así que tu y muchos otros que tienen la oportunidad de vivir en un ambiente así, no lo tomen como algo común y no dejen de sorprenderse de lo maravilloso que debe ser. Aprovechen ustedes que pueden :)

Saludos!

Luciernaga dijo...

Olvídate de las neuronas, que para lo que valen al fin y al cabo ... Y es que como bien dices hay que mirar para ver, abrir bien lo ojos y mirar, que es lo que haces en este estupendo post. No hay nada más grande que las pequeñas maravillas cotidianas, ¡ah! y me gusta mucho también la canción de Henry Mancini, muy acorde con el post.

Besos y un fuerte abrazo

§ 555 § eL lOcO

Anónimo dijo...

Me gusta mucho ... fabiana

Ricardo Guadalupe dijo...

Amiga Trenzas, qué espectaculares son los amaneceres y los atardeceres. Pareciera que en ellos el sol desplegara y recogiera su brocha de colores. A mí no me queda sino aplaudir cada vez que presencio un crepúsculo. No me cabe la menor duda de que Henry Mancini compuso el maravilloso tema que suena durante un amanecer como el que has retratado. Gracias por hacer de tu calle algo un poco nuestro también.
Un beso

Javier dijo...

Nunca nada está en el mismo sitio, aunque así parezca. Creo que todos pretendemos ignorar el hecho de que el tiempo se lleva con él lo que dejamos sobre la mesa la noche anterior.

Un abrazo, tienes un blog muy interesante!

cieloazzul dijo...

Con lo romántica y cursilínea que ando...
pensé...
a veces despertamos con esa sensación gris y desolada... y basta un pestañeo, una pequeño e imperceptible movimiento de nuestro ser para ver salir esa intensa fuerza, al rojo vivo que nos alumbra los pasos y nos mantiene en lucha....
Mil besos querida amiga!!!!
mil:)

Robertö dijo...

Linda música y lindas fotos.
Hay una camada nueva de gatos enfrente. Ya les están enseñando a cazar palomas. Pobres palomas...
Yo creo que si fueramos un poco más pequeños los gatos nos almorzarían a nosotros. Es lo que pasa en la india donde los gatos se llaman tigres de bengala. Claro, a esos no los dejan crecer tanto en número como a los que viven enfrente a casa y solo comen palomas. Yo no viviría aquí mismo, si enfrente hubiera cientos de tigres (eso también es cierto no?). A lo que voy es que las cosas van evolucionando como pueden. Y si hoy no se te ocurre de que escribir, se te ocurrirá mañana o pasado. Por que el ser humano funciona así. Se escapa de los tigres y escribe entre otras cosas.
Saludos estimada.

Víctor dijo...

¿Cómo va el proceso de reneuramiento? Vaya si debías estar desneuronada... a ver si arreglas pronto esas conexiones y volvemos a disfrutar pronto de tus entradas.. :)
Un abrazo

Daniela dijo...

HOLAAAAAAAAAAA dias sin visitarte, Tencitas me pasa lo mismo un te o un cafe (claro que ua no lo puedo tomar, soy alergica al litio y me prohibieron el cafe :(, por eso digo el te), yo vivo en un piso 12, es una esq bastante transitada, hare fotos, aca a eso de las 7 pm se pone un tipo a tocar la flauta dulce, es una maravilla

Un abrazoooooooooo a la distancia

Myriam dijo...

Trencitas ¿siguen ausentes las musas de la inspiración para tu blog? ojalá que veulvan pronto porque te extrañamos. Saludos!

Pepa dijo...

Hola?? toc toc toc?? contemplando como brotan esas hojitas de los muñones de los arboles??
Petonetsss

MARIA CELESTE dijo...

hola me llamo maria celeste y muy lindo e interesante tu blog.
te dejo mi blog asi lo visitas si quieres: www.aprendamosacuidar.blogspot.com
saludos y espero tu visita!

Darilea dijo...

A mi también me encanta despertar y mirar al horizonte.
Hermoso cielo rojo, algo misterioso pero no menos hermoso por ello.
Besitos :-)

La ingeniero dijo...

esa tranquilidad al amanecer a mi tambien meencanta. un momneto para mi

saludos

yole dijo...

Los colores de mi calle te echan de menos...¿dónde te has metido si sabes que ya es primavera?

Besos peinadores.

Trenzas dijo...

Chicos y chicas, chicas y chicos...
¡Muchas gracias a todos por vuestros comentarios y por vuestros empujones y llamadas de atención...!
Es verdad; soy un desastre, pero valga en mi descargo que estoy teniendo una catastrófica primavera en el sentido de carencia de tiempo :(
Ya intento ir a veros, así como a saltos, pero es que enseguida tengo que volver a soltar el blog :)
Gracias a todos y bienvenidas a los nuevos y ahora, con este rato que aún me queda voy a intentar darme una vuelta por vuestras casas y dejar, en algún momento cercano un post para que os convenzáis de que aún vivo.
Besos y abrazos a todos, queridos amigos.

Tony dijo...

El tiempo inicia espacios
en los que escuchas
poco de fuera
y mucho de dentro
...son días sordos.

Y cada vez son menos
realmente pocos
en los que ríes
y llegan mas
en los que sabes
...estás solo.

Recibe un abrazo que ha logrado escapar de entre mis susurros internos de soledad.

Lorena dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado la ternura cotidiana de tus palabras, es como tenerte tan cercana que dan ganas de contarte casos y cosas para darles la forma ideal de ser contadas.

Un abrazo a la mexicana muy grande desde Huesca.

Trenzas dijo...

Gracias también a vosotros:
Tony
Lorena:
Os visito ya mismo.
:)

Daniela dijo...

pasaba a saludarte linda Trencitas..... y pucha por alli estan pendientes las fotos desde mi depto :) vivo en el piso 12 como te comentaba, asi que ya me animare