09 febrero 2006

La vocación de la cabra

Mi cabra ha vuelto. Dice que no os preocupéis que sólo ha estado en el desierto meditando sobre lo que quiere ser en la vida y que, lamentablemente, no ha podido llegar a una conclusión clara porque le gustan demasiadas cosas.
En eso se parece mucho a mi cuando tenía su edad. Es que no se puede vivir en una familia que te deja leer todo lo que quieres y te llena la cabeza de historias.
Cada dos o tres meses se me despertaba una nueva vocación; quise ser misionera en África, despues de ver "Historia de una monja" y soñaba como hubiera sido que me comieran los leones en el circo después de leer "¿Quo Vadis..?" Hubiera merecido la palma del martirio y hasta podrían haberme canonizado, como a Santa Gemma, que era una santa que me gustaba mucho, aunque ahora ya no recuerdo porqué.
Luego vinieron las novelas de detectives y quería ser la anciana Miss Marple a toda costa, con arrugas incluidas, pero una semana después lo que me atraía era ser una nueva Mata-Hari y pasar informes Top Secret al enemigo. O al que mejor pagara.
Después de lo de Fernando, pensé en hacerme médico de la Cruz Roja, porque si había otra guerra como la que contaba la abuela, seguramente él iría, se quedaría ciego por culpa del gas mostaza o algo parecido y yo le cuidaría y le enseñaría a andar sin darse golpes con los muebles.
Lo de Caballero Templario y Robin Hood, se lo dejé a mis hermanos que estaban más acostumbrados a usar las espadas y los arcos. Además, en el caso de Hood, no me gustaba ir siempre vestida de verde.
Luego pensé en hacerme buscadora de oro en el Yukon, porque las aventuras de Jack London, aunque casi siempre acababan mal, tenían el atractivo de los perros y los lobos y se vivía al natural; sin coches ni ruidos pero sobre todo, en soledad. Por cierto, que los libros de London aún están en mis estanterías y cada vez que los leo lloro tanto como la primera vez que lo hice.
Crecí un poco y me enteré de que había un sitio llamado Australia y que había miles y millones de kilómetros cuadrados en los que no vivía nadie, pero nadie, nadie. Quería irme allí, hasta que alguien me dijo que había lombrices de tierra de más de 30 centímetros de largo. Entonces abandoné el proyecto australiano porque las lombrices me dan mucho asco, las pobres.
Y luego no sé que pasó; creo que crecí más y ya algunas cosas no me estaba permitido ni pensarlas y tampoco tenía tiempo con tanta matemática y tanto latín; dos cosas de las que no recuerdo casi nada. Podía haberme ahorrado el esfuerzo.
Por eso comprendo a mi cabra. Le he dado unas palmaditas en las orejas y le he dicho que puede quedarse meditando en el balcón rumiando las hojas sobrantes del ficus; que no hace falta ir al desierto a pasar calamidades para decidir nada. Al final, solo puedes hacer lo que tienes al alcance. Y será mejor que eso te guste.
*
"Air tendre et loure" de F. Couperin. 2.42 megas

24 comentarios:

Avrilis dijo...

Ay ay ay esas crisis de identidad... creo que me paso y me pasa como a la cabra, que por mas que le doy vueltas a las cosas no logro saber para donde voy, por que para maldita suerte la mia, parece que baste que me empeñe en algo para que resulte lo contrario... ahora despues de la carrera resulto que no me gusta el derecho, que no me quiero dedicar a ello, después de decir siempre que ningun niñato me iba a alejar de mi vida, voy y me enamoro de uno del otro lado del charco que me hace perder la cabeza y me marcho, despues de años de decidir que vale, que quiero una familia no la consigo, eso por decir algo...
Que dificil es saber en verdad lo que quieres, para que veniste a este mundo, cual es tu "cometido"... y luego quieren que los chavales de la ESO ya sepan mas o menos lo que quieren ser de mayores!!, por mi mente han pasado tantas profesiones que ni me acuerdo de todas, pero la unica que no ha cambiado es que quiero hacer lo que quiero, el problema es que con tanto impedimento... ya no se lo que quiero.... joer... habrá espacio suficiente en tu terraza para la cabra y para mi?

Un besazo guapetona!

RODOLFO GAINZA dijo...

Lo he asociado inmediatamente con el concepto de caducidad, ya que en estos tiempos, si permaneces siendo lo que se supone como adulto estable eres, no te mantienes en un trabajo y jubilas allí, no, definitivamente debes reinventarte para subsistir en el mercado laboral. A veces el reinventarte puede costarte caro, más que perder el empleo. Así es la sociedad actual, te obliga, siendo adulto, a tener crisis vocacionales y abarcar nuevos desafíos para responder a las exigencias.
Suerte la de los curas, mientras haya ateos y pecadores, tienen la misión de evangelizar.

hacernohaciendo dijo...

No sabes lo mucho que émpatizo con tu cabra, cada vez que la dejas salir y que nos cuente algo me encanta, porque me recuerda tanto a mí. Yo no tengo una cabra, sino que lo soy. Además también soy cabra en el horóscopo chino, quizá tenga que ver.Y así tengo este ajetreo que llevo. Besitos.

yole dijo...

¿Vocación de cabra?
¡Qué va!¡Qué va!
En todo caso...
¡vocación de cielo!

Tras preparar el salmón,
que estaba y está de chúpate dómine, en elárbol no puse el cordon-bleu no sea por temor a que mi vaca se lo comiera.

Besos largos de finde.

Noria dijo...

mmmm me pregunto qué especie de cabra seré yo... mmm me pregunto si me llegará el día ese (que no me llegó por ahora) de crecer más... y me pregunto si decidir que al final sólo puedes hacer lo que tienes al alcance no resulta un tanto... "limitante"... y es que ... bueno... sí, está claro que se puede hacer lo que se puede... pero quién decide qué se puede y qué no? y lo que hoy no puedes... puedes poderlo mañana..!! en fin... ¡¡viva la cabra!!

besotes

Trenzas dijo...

avrilis; sí, si, hay espacio suficiente y ficus de dos clases a elegir :)
Es que la vida tiene sus propios caminos que no siempre coinciden con nuestras expectativas. Lo malo es que nos preparan para eso; para ser dúctiles y adaptables, que no significa resignación.
Creo que debemos seguir luchando por lo que queremos, pero mientras llega y no llega, será mejor tener recursos mentales para no amargarse la vida.
En finsssss...
Un beso grande
*
rodolfo; pues por estos pagos, creo que ya ni los curas tienen el empleo seguro :DD
Y es verdad lo que dices; hay que reinventarse a cada paso para que la fecha de caducidad no llegue demasiado pronto. En cierto sentido no es tan malo; obliga a estar alerta y a no oxidarse pero tiene mucho peligro el asunto, sí.
Un abrazo, amigo
*
hacernohaciendo; pues cuídate de mí que soy un dragón en ese horóscopo. Claro que en el otro también soy bastante peligrosa; Tauro.
No es que me fije mucho en eso pero reconozco mis malos instintos y mi tozudez :DD
Contenta de leerte, amiguita.
Un beso
*
yole; se me abre el apetito solo con pensar en ese salmón..!
Así que te has decidido por tener una mascota a lo grande ¿eh?
Sólo puedo aconsejarte que vigiles las alfombras :DDD
Uno besos de finde largo, que sololo es viernes.
*
noria; pues creo que se trata de eso; de que lo que hoy no puedes, mañana puede ser posible. Quizá todo consista en mantener vivos los deseos de alcanzar lo que queremos. Mientras, se imponen las limitaciones, aunque solo sean por la edad, por la experiencia, por la facilidad de transporte..
¿Cuántas cosas has tenido que dejar solo por ese último motivo?
Lo que no hay que limitarse es la mente y las ganas; lo otro, ¡que remedio!
Un beso fuerte

Tony dijo...

Es la ventaja de ser "escribidor" (dicen mis hijas), uno se imagina y vive cada cuento y poesía que ¿nacen?, ¿escurren?, ¿huyen?, de su pluma.
He sido agente secreto, ingeniero en Africa, médico en el Amazonas, comerciante y minero en la Sierra Madre... no se que me falta, pero el resto de año los recorreré.
Saludos.

Arîadhna dijo...

Jo Trenzas, la cabra, Avrilis y yo estamos en lo mismo. Me dejas rumiar las hojas sobrantes del ficus a mi también?:D :D Bueno,si tienes té con pastasmejor, me gusta más.

Yo cuando leí Robinsón Crusoe estaba entusiasmada con la idea de vivir en una isla desierta. En plan independiente total...pero me entró mal rollo con eso de que desierta= sin amiguitos...

Luego detective, aunque Miss Marple llegó mucho más tarde:D

Y ahora que estoy con Hesse...imaginatexD

Un besazo!!(Y para la cabra un topetazo de saludoxD)

PD.Sorry. Me comí palabras y por eso borré el comentario!

Avrilis dijo...

:-) HECHO!
Dile a la cabra que no se apure, que yo llevo el cuenquito para tragar mejor las hojas (que ahora que lo pienso nunca las he probado... será cosa de innovar...) ah y una manta, por que por las mañanas hace mucho frio, a mi me da que nos tiraremos unos cuantos dias ahi... pensando...
Ariadhna tu te traes unos almohadones o algo, jajajaja.

Seremos los okupas de tu terraza

Tania dijo...

Pues que me haga campito la cabra tambien! Si llevo mi saco de dormir y mi agua quedará ficus para mi? Sirve que me enflaco un poco que falta que me hace.

Trenzas si leo tu blog que me encanta! pero batallo mucho para poner comentarios. Pero te prometo que estoy al pendiente.

Paty dijo...

ayy que viejos recuerdos me has traido, creo que aun mayor deseaba llegar a ser tanats cosas y a veces en mis sueños despiertos escapabad de la realidad para convertirme en una heroina....

Trenzas dijo...

tony; sí, esa es una de las ventajas de darle al teclado sin compasión :D
Lo de minero en Sierra Madre me ha gustado. Cuando vuelvas, apúntame al viaje, por favor :)
Abrazos
*
ariadhna; si te pones a exigir...
bueno, vale, os haré a todas un té con pastas. La cabra y yo, tomaremos café :D
Hesse puede ser mortal para las identidades. Limita su lectura a tres páginas diarias. Y cuado llegues a Wittengenstein, solo un par de líneas a la semana :DDD
Un beso grande
*
avrilis; ahora que lo pienso yo tampoco he probado las hojas del ficus, pero la cabra me dice que ella, todo lo que es verde lo encuentra bueno :)
No sé en que sentido lo dirá, que con ella nunca se sabe.
Besos
*
tania; pues nada; avrilis, ariadhna, la cabra y tú compartís el balcón. Es bastante grande para las cuatro.
Y ficus queda, pero solo tengo de dos variedades. Mejor traeros unas aceitunas para acompañarlo.
Tranquila, amiga; a mí también me pasan cosas raras en algunos blogs al querer dejar comentarios. Y como no puede dejar dicho que no puedo comentar, es un mal rollo. Temo que mis amigos se enfaden, pero no es mi culpa, no.
Un beso, preciosa
*
paty; sí, te creo. No dije que también me hubiera gustado ser Juana de Arco para darle un buen mamporro al tonto del Rey Carlos. o Agustina de Aragón para zurrarle la badana a los franceses, que por entonces, me caían fatal.
:DDD
Besos

Anónimo dijo...

Que razón tienes! será mejor que te guste lo que hay...jajajaja.
Aunque comprendo muy bien que cada vez que leías una de esas historias cambiases de opinión y te entrasen vocaciones nuevas. Entre los del gremio nos reconocemos ;-) Lo malo es que yo sigo más o menos igual, me siguen gustando demasiadas cosas y ya no tengo remedio.
Unos besillos a tutiplén.
chicomalo3772 (www.blogs.ya.com/gotasdelluvia)

Arîadhna dijo...

Trenzas, al final vas a tener media blogsfera en tu terraza, comiendo ficus...

Estoy pensando que si quieres llevo un poco de bizcocho de mi abuela, seguro que le gusta hasta a la cabra! O si lo prefieres, otro ficus, que con tanto mordisco no se yo como quedará^-^

xD

yole dijo...

Ya vigilo, ya...Todas las alfombras, excepto una, retiré por temor a que la vaca se las comiera.
Beos

SIDY dijo...

Oh cielos, esa cabra me resulto muy aventurera, podria tambien salir en el programa de cazando cocodrilos!! o algo asi, pero es no hay como las comodidades de casita..jijiji, bueno en fin cualquier cosa a la que se aventure la cabra, le ira bien ya que es muy inteligente, simpatica y sobretodo culta!!!
besos.

La Pitonisa dijo...

jAJAJAJAJAJAJJ que divertido Trenzitas! eso de las quejas de la cabra estuvieron buenisimas, amo tu doble y cabria personalidad amiga...son adorables tu mascota y tu!
te amndo un gran saludo

Trenzas dijo...

chicomalo3772; yo tampoco tengo remedio. Ni creo que ninguno del gremio lo tenga. Y es más, si nos curásemos, nos moriríamos de aburrimiento ¿no te parece?
Seía mucho peor el remedio que la enfermedad :)
Unas docenas de besillos
*
ariadhna; pues la cabra y yo, encantadas, oye. Si traes bizcocho, mejor, que esta mañana he probado el ficus y está asqueroso :D
Un besazo, preciosa
*
yole; encantada de conocerte :)
Bueno, lo de las alfombas era, no tanto por el peligro de que se las comiera como porque "descomiera" encima :DDD
Un beso, amigo
*
sidy; no se le pueden nombrar los cocodrilos a la cabra que una vez, cuando estuvo en Egipto meditando, por poco se la come uno :)
Pero el deseo de aventuras no se le quita; eso no.
Un beso grande
*
la pitonisa; la cabra me manda decirte que, ya que estás aquí, podrías intentar adivinarle el porvenir y así se ahorraría los billetes para sus viajes. Parece que esta vez, le ha salido carísimo eso de meditar :DD
Saludos cariñosos de las dos

Serena dijo...

Trenzas, yo también adoro a tu cabra. Es una cabra clara y bien dispuesta que, aunque quiso ir a Australia, tiene las ideas muy claras. Las cabras me gustan , de hecho, yo tengo algunas, no sé cuántas porque es peligroso contarlas. Van de incógnito, es imposible verlas, con frecuencia toman mi aspecto y van a la compra, abren la puerta a la vecina y (¡horror!)me suplantan en el trabajo. No son mascotas. Mi animal es un dragón, un gragoncito verde y amarillo que un alumno olvidó en la pared de la clase, pintado sobre papel de embalar. Fue un abandono cruel, porque se fue a la universidad y no tenía intención de volver a por su criatura. El animal tiene las patitas débiles, cuatro dientes y un ojo a la funerala. Su creador le puso nombre, "Golosina", de modo que pude contactar con el bicho durante el curso. Una de las cabras lo trajo a casa. Y es que donde esté una cabra...

Gaddira dijo...

No me gustan las ultimas dos frases de tu post, lo que no esta a nuestro alcance se puede acercar o nos acercamos nosotros. Sabes... yo quise vivir en la casa de Nada de Laforet... hoy aún no sé bien por qué. Un besito

Pienso en ti dijo...

Pasé por aquí. Te saludo.

Arare_ dijo...

¿Te saltaste la etapa de los tebeos? porque yo siempre quise ser la Sigrid del Capitán Trueno y luego la Mary Noticias, que tenía dos hombres a su alcance, a saber: su novio Max y uno con barbita y gafas oscuras que siempre la sacaba de los líos en los que se metía, llamado Bruma y que no era otro que su novio Max disfrazado. Nunca entendí cómo ella no se daba cuenta de que eran la misma persona... seguramente porque nunca se llevó a ninguno al huerto... y es que eran otros tiempos, ay!

Un beso, cielo, y otro para la cabra, que cada vez me cae mejor, ya ves tú

Trenzas dijo...

serena; sí que es peligroso contar las cabras, sí; podría ser que nos sorprendiéramos demasiado de cuanto espacio ocupan en nuestra vida y cuantas cosas hacen sin que nos demos cuenta hasta que ya no hay remedio :)
Hiciste bien en recoger a "Golosina" Los dragones abandonados por sus padres en las aulas, desarrollan una personalidad patológica con tendencia a soltar llamaradas por las fauces, quemando todos los exámenes ya corregidos.
Pero como tú dices, donde esté una buena cabra...
Un beso grande
*
gaddira; pues claro; cuando la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña. Eso puede llevar tiempo.
Tengo un amigo paleontólogo, con la tesis acabada y publicada, con tres libros escritos sobre el tema y está trabajando de bombero en Barna.
Ocasionalmente, recibe un encargo o da una charla en un Instituto de lo suyo. ¿Desanimado? Dice que no; que sigue luchando para hacer y ser lo que quiere. Mientras, intenta que le guste apagar fuegos.
Lo de la casa de "Nada" me ha sorprendido. Tendré que releer el libro :)
Un besito, preciosa
*
pienso en ti; bienvenido al blog.
He pasado por el tuyo. Más tarde vuelvo a leer un poco más.
Saludos
*
Arare; no, no. Eso es imposible. Tengo un tío profesional del comic de ese tipo. Dibujó, junto con M.Gago "El guerrero del Antifaz" y los 27 últimos números de "Roberto Álcazar y Pedrín" y con o sin su nombre en cabecera, ayudó con "El Cosaco Verde" y algunos otros. La colección de "El Capitán Trueno" se la regalé a mi padre encuadernada en tomos y ahora la tengo yo.
No puedo olvidar eso, pero siempre preferí las heroínas y las aventuras que podía imaginar a mi manera, sin dibujo previo. No podía competir con Sigrid :DDD
Un beso, preciosa

Anónimo dijo...

Wonderful and informative web site. I used information from that site its great. » » »