05 enero 2006

Como siempre...

... tarde, pero aún no demasiado para desearos un año estupendo que traiga todo aquello que os haga felices. Mandaría una varita mágica a cada uno, pero se han agotado las existencias en el País de las Hadas :)
Hace un rato estaba oyendo las sirenas de los barcos del puerto y los cohetes que anunciaban la llegada de los Reyes Magos de Oriente a esta ciudad. El cortejo real no pasa por mi calle, pero es imposible dejar de escuchar el griterío de los niños (y de los mayores) al paso de las carrozas. De todas las fiestas navideñas, ésta es la que prefiero. Me acuerdo vivamente de las esperas nocturnas junto a mis hermanos; de los cuchicheos antes de lograr dormir unas pocas horas; del levantarse de madrugada a mirar cuantos paquetes había en el comedor y si contenían lo que habíamos pedido tan fervorosamente.
Entonces no lo sabíamos pero era mágico el momento. Lo sabemos ahora, cuando vemos aquello mismo en los ojos de los pequeños de la casa. Recuerdo que me resistí con todas mis fuerzas a creer que los Reyes eran otra cosa que lo que parecían y colaboré intensamente a mantener en la ignorancia a mis hermanos más pequeños contradiciendo todo lo que les decían los amigos en el colegio acerca de la verdadera identidad de Sus Majestades y aplicando la lógica mágica para explicar por qué podían estar en todas partes a la vez.
Me siento un poco perdida la Noche de Reyes; desposeída de mi derecho a esperar un milagro y echo de menos que alguien me diga que es verdad que llegan de Oriente y que con ellos traen el poder de la esperanza en algo mejor: el oro, el incienso y la mirra de nuestra vida futura.
Y por una vez, la cabra está de acuerdo conmigo.
¡Feliz Noche de Reyes a todos..!

20 comentarios:

CAROLINA dijo...

No te sientas perdida ni desubicada, sólo hay que fomentar la ilusión y se consigue, viviendo y sintiendo ese día desde el pensamiento y voz de un niño, son los ideales para convencerte si tienes dudas, no hay nada más maravilloso que escuchar a un niño hablar de los reyes, te embrujan con su imaginación, preguntas, alegría, júbilo, deseos y sobre todo curiosidad. Feliz año y que recuperes la magia de la ilusión, quien sabe si te la dejan esta noche los reyes magos de oriente ¿no? jejjee. Gracias por tu visita. Un saludo

Don_Tiresias dijo...

A ver... que es eso de robarme el tema???? Ya estaba escribiendo yo algo sobre los Reyes Magos y Papa Noél, de cómo actuán los niños que no saben la verdad, y de cómo actuan después de enterarse,etc. Llego acá y veo que me has robado el tema :O(.

En fin...De todas formas muy buena boche de Reyes para tí y la cabra.

ACLARACION: El escrito mencionado NO va a ser posteado en el blog, ya que sigo desaparecido por allá.

PD: Todavía estoy esperando la respuesta de mi mail!!!! Ya hace como un año (desde el año pasado!!) :OD

SIDY dijo...

Me imagine el lugar y las sirenas por la llegada, que padre, asi no lo acostumbramos aqui..debe de ser un evento muy bonito y lleno de ilusion...pero no solo para los peques, el echo de verles la carita de felicidad y de asombro es una ilusion para uno mismo..recuerdo cuando me dijeron de Santa, buuu no lo queria creer, asi que fingi demencia x un par de años mas jiji
Besos y muy buen comienzo del 2006 para ti !!!!

Avrilis dijo...

A MI ME DIO ENVIDIA!!!, vi la famosa cabalgata y me hubiera gustado ser una de esas niñas con los ojos como platos viendo a los barbudos... aysssss que estoy con la lagrima facil jajaja.
Recordé muchas madrugadas con mis hermanos y mis padres, jugando sin poder esperar a que saliera el sol, con la boca llena de chuches y el empacho posterior jajajaja que bonito.

A pesar de ser republicana, QUE VIVAN LOS REYES MAGOS!! jajajaja

Paty dijo...

Feliz Año!!!

Que bonito lo que cuentas, aqui en Monterrey no hay mas festejo que partir la rosca y ahi se acaba, nada de regalos, nada de eventos, nada de nada mas.
Ojala algun dia me toque vivir un dia de reyes en algun sitio donde lo festejan en grande.

Te deseo lo mejor y espero que ese regalo de esperanza si haya llegado.

Besos

Daniela dijo...

hola! si hay algo de las costumbres de ustedes es ese dejo de REINO que tienen, por alli podrian generar milagros, pero finalmente es una instituciòn......... pero que bien marca la diferencia.
En cuanto a la llegada de los reyes, no me cabe duda que los Reyes Magos de hoy son las energias y la luz que nos guia, depende de cada uno de nosotros en descubriela.
Te mando mis mejores deseos!
Un abrazo cariñoso desde CHILE!

IMERLA dijo...

Hola trenzitas!! que buena musica la de tu blog! feliz año mi estimada!!

Slds.

IMERLA

La Pitonisa dijo...

Amiguitaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ojala te la hayas pasado super esta navidad y año nuevo y que los reyes te traigan todo lo que pidas!

mucho animo para este año que cominza!

saludos

Agustin dijo...

Los milagros cual Fe, lo ultimo que se tiene y espera. Visitando nuevamente. nos leemos. Au revoir.

Gaddira dijo...

feliz año! y si vienen de oriente... mi sobrino me lo dijo hace dos dias, y yo a él le creo. Suerte y un beso enorme para ti y para la cabra!

Anónimo dijo...

Espero que los reyes hayan sido generosos contigo. Y si mi hijo con todas las incongruencias que han ocurrido en mi casa en relación con este tema estas navidades sigue creyéndoselo, es que no está todo perdido (claro que sólo tiene 5 años...)
en fín.
Unos Besillos a troche y moche.
chicomalo3772 (www.blogs.ya.com/gotasdelluvia)

Serena dijo...

Trenzas, hay muchos Reyes Magos que van de incógnito por la vida y a los que nos encontramos sin saberlo. Por no saber, ni ellos mismos lo saben. Pero están ahí, a mano, y regalan cosas que a veces son tan pequeñas que ni se notan, pero que sí se nota su falta, cuando nos faltan. Ceo que tenemos que escribir muchas cartas durante el año, y hacer una lista de lo que tenemos, que es mucho. Me parece que, en esto de recibir (y dar) regalos, el truco está en ponerse a tiro. Un abrazo a la cabra.

María dijo...

Holaaaaaaaaaaaaa aaaaa a...
Me alegra saber que te gustaban (y te gustan) tanto los Reyes de Oriente, me alegra que a la gente le alegre, yo no los disfruté, me daban pánico, pensaba que si ellos, (que ya eran viejos y no estaban los hombres para esos trotes) entraban en casa, cualquiera podría entrar :)
es verdad que llegan de Oriente y que con ellos traen el poder de la esperanza en algo mejor: el oro, el incienso y la mirra de nuestra vida futura.
Feliz año!

Gerard J. Toro dijo...

como dicen por ahi... la ignorancia es dicha...

no hay nada mejor que la ingenuidad, los sueños equivocados y la infancia exitada...

no creo que perder estas cualidades sea algo para sentirse orgulloso... a quien le importa madurar si tiene como requisitos el privarnos de las mariposas en el estomago...


bueno, besos chauuu

Arare_ dijo...

Trencitas, nunca sé adonde te tengo que escribir... me da a mi que te cortaste las rastas (nunca lo hagas, las rastas son otra seña de identidad) esto... ¿qué te iba yo a decir? pues... me emociona esa música que has puesto (una de las mejores cosas que tenemos en esta vida es la música)... Los Reyes Magos me dejaron la matrícula para la escuela de canto: empiezo el jueves (a la vejez, viruelas) ;)
Mil besos desde mi mar

Avrilis dijo...

donde andaaaaaaaaaaaaaaaaaas?

yole dijo...

No estarás buscando a la cabra?
Venga, ven aquí y escribe...sé buena.
Un beso esperanzado.

yole dijo...

Silenciosos tus pasos en mi ventana...sus huellas persigo.
Un beso.

Trenzas dijo...

Chicas y chicos; muchas gracias por vuestros comentarios, por vuestra paciencia y por vuestra compañía.
A los que vivís fuera de España, deciros que lo que he contado en el post, es un pálido reflejo de lo que aún, a pesar de Santa Claus, sigue sucediendo todos los años en la fecha de los Reyes Magos de Oriente.
Desde muchos días antes, padres y abuelos, eligen, compran y esconden los regalos que ese año van a dejar SS.MM. en cada casa.
Aunque las cosas han cambiado mucho desde que yo era niña, me alegra ver esos preparativos y el secretismo en torno a los más pequeños y las caritas de sorpresa o de miedo cuando se acercan a entregar las cartas a los pajes, en las ciudades en que aún se puede hacer tal cosa.
Y da gusto participar y sentirse niño y poner tamaños ojos de sorpresa al abrir nuestros regalos, como si no supiéramos lo que hemos elegido.
Espero que nunca se pierda algo tan bonito y esperanzador.
Muchas gracias de nuevo y ahora me voy a dar un paseo por vuestras casas, que también os echo de menos.

Piel dijo...

Preciosa!!!!

Es la magia que ellos nos regalan con su sonrisa infantil y su mirada espectante y vos nos hacen un regalo inmenso invitandonos a revivir la emoción.

Un gran abrazo que celebra la vida esa que te deseo completa no solo para este año sino por muchos por venir.

Claudia